El Sindicato de Luz y Fuerza cerró un incremento salarial del 15 por ciento para 2018
Otra paritaria a medida del Gobierno
La Federación que conduce Guillermo Moser se sumó a la tendencia que impusieron los sindicatos de Comercio, Obras Sanitarias y colectivos de respetar el techo a las paritarias que impulsa la Casa Rosada.
El secretario general de la Federación de Empleados de Luz y Fuerza, Guillermo Moser.El secretario general de la Federación de Empleados de Luz y Fuerza, Guillermo Moser.El secretario general de la Federación de Empleados de Luz y Fuerza, Guillermo Moser.El secretario general de la Federación de Empleados de Luz y Fuerza, Guillermo Moser.El secretario general de la Federación de Empleados de Luz y Fuerza, Guillermo Moser.
El secretario general de la Federación de Empleados de Luz y Fuerza, Guillermo Moser. 

Poco a poco el gobierno de Cambiemos está alcanzando el objetivo de ponerle techo a las paritarias según la recalculada pauta inflacionaria que el equipo económico anunció en diciembre pasado. Por caso, la Federación de Luz y Fuerza que conduce Guillermo Moser acordó un incremento del 15 por ciento que será cobrado en dos cuotas y en reemplazo de la cláusula gatillo el gobierno impuso el compromiso de “revisión” que en este caso deberá realizarse en septiembre próximo. En rigor, el techo salarial del oficialismo comenzó a afianzarse luego de que el sindicato de empleados de comercio que conduce Armando Cavalieri, el más grande en cantidad de afiliados, acordó en ese porcentaje. Un objetivo que por ahora encontró una fuerte resistencia en las negociaciones que llevan adelante la Asociación Bancaria y los docentes.

La paritaria de los empleados de Luz y Fuerza tendrá dos cuotas. La primera de ellas es del 11 por ciento y los trabajadores deberán cobrarla con el sueldo de marzo. El 4 por ciento restante se pagará desde junio y en septiembre deberían sentarse con las cámaras patronales y el Ministerio de Trabajo para revisar la evolución de la inflación y, seguramente, actualizar el acuerdo salarial. Moser es parte integrante del sector que se conoce como Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) cuyos referentes son el taxista Omar Viviani y Sergio Sasia de la Unión Ferroviaria. Incluso el nombre de Moser estuvo sonando en estas últimas semanas como un posible candidato para la futura conducción unipersonal de la CGT junto al mismo Sasia pero también se nombró al líder del Smata, Ricardo Pignanelli y el todavía integrante del triunvirato, Héctor Daer de sanidad. 

El sindicato que consolidó la tendencia pretendida por el oficialismo fue el de Cavalieri. Su gremio es uno de los que le da cuerpo a lo que se conoce como “los gordos” por la cantidad de afiliados que contiene. Lo que consiguió el dirigente de los empleados de comercio también se pagará en dos cuotas. La primera será del 10 por ciento con el sueldo de abril y el 5 por ciento restante desde agosto próximo. A diferencia de los afiliados de Luz y Fuerza, los de comercio podrán revisar el acuerdo recién en enero próximo.

En febrero pasado hubo dos acuerdos paritarios de gremios importantes y que a pesar de la debilidad que atravesaba el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y la crisis económica del país, se alinearon sin rencor a los deseos expresados por el oficialismo. El primero fueron los empleados de Obras Sanitarias que conduce José Luis Lingeri que pactó el 15 por ciento. Este no sólo consiguió algo más que Cavalieri y Moser ya que el acuerdo tendrá una vigencia de nueve meses, a partir de allí se deberá recurrir a una revisión, sino que además logró que se aplicara la cláusula gatilla pendiente de 2017 y que asciende a un 2,8 por ciento que debe abonarse, retroactiva a enero, con el sueldo de este mes. La UTA que lidera el colectivero Roberto Fernández, de muy buena relación con la Casa Rosada, logró sellar un acuerdo del 15 por ciento en tres cuotas más cláusula de revisión a los seis meses y un bono de 1.500 pesos no remunerativos por el desface de la cláusula gatillo de 2017. La primera cuota de 5,5 por ciento se abonará a partir de abril. En tanto que la segunda, también de 5,5 por ciento, los trabajadores la recibirán el 1 de septiembre y el 4 por ciento restante en enero de 2019. 

La lista de los sindicatos que están discutiendo paritarias es extensa. Entre esos se encuentran tres grandes como el de docentes, bancarios y los metalúrgicos. Por ahora las negociaciones los dos primeros están estancadas y el tercero recién ha comenzado con las reuniones.