Esmeralda Mitre dio detalles del acoso que sufrió por parte de Ariel Cohen Sabban
Un relato que complica a la DAIA
El testimonio de la actriz sobre el abuso y el pedido de dinero que le hizo el titular destituido de la DAIA, así como el manejo poco claro del caso, pusieron en cuestión a toda la conducción de la institución judía.
“Me toca un pecho y me quiere dar un beso”, contó Mitre sobre la situación que vivió con Cohen Sabban.“Me toca un pecho y me quiere dar un beso”, contó Mitre sobre la situación que vivió con Cohen Sabban.“Me toca un pecho y me quiere dar un beso”, contó Mitre sobre la situación que vivió con Cohen Sabban.“Me toca un pecho y me quiere dar un beso”, contó Mitre sobre la situación que vivió con Cohen Sabban.“Me toca un pecho y me quiere dar un beso”, contó Mitre sobre la situación que vivió con Cohen Sabban.
“Me toca un pecho y me quiere dar un beso”, contó Mitre sobre la situación que vivió con Cohen Sabban. 
Imagen: AJN

La situación del destituido presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, y de toda la dirigencia de esa entidad, quedó ayer más comprometida por el relato de Esmeralda Mitre y por el oscuro manejo del caso. La actriz contó que Cohen Sabban la presionó para visitarla en su departamento de Barrio Parque, que allí empezó a abrazarla, intentó besarla en la boca y le tocó un pecho, todo mientras le hablaba de cómo reparar sus cuestionadas declaraciones sobre el Holocausto. También reveló que Cohen Sabban le pidió 80 mil dólares, supuestamente destinados a viajes a Alemania para visitar campos de concentración como una forma de aplacar las críticas contra Mitre por antisemitismo. Todo empeoró cuando la modelo Ursula Vargués se sumó al relato de Mitre, contando que a ella, cuando estaba en una situación parecida, también Cohen Sabban intentó visitarla en su departamento pero la modelo y conductora se negó en forma terminante. En buena parte de la comunidad judía quedó en la mira toda la conducción y empezaron a aflorar pedidos de una renuncia global. Sin embargo, a última hora de anoche, el Ejecutivo de la DAIA hizo público que no renunciará ni habrá adelantamiento de las elecciones previstas para octubre.

Como se sabe, Esmeralda Mitre trató de defender a su ex marido, Darío Lopérfido, quien había cuestionado la cifra de 30 mil desaparecidos. “Bueno, es similar a lo del Holocausto, que tal vez fueron menos de seis millones los muertos”, declaró la actriz. Ese comentario motivó una reacción de la DAIA que derivó en una reunión entre Mitre y los dirigentes de la institución en la sede de Pasteur 633. Hoy por hoy, los historiadores están analizando incluso que las víctimas del Holocausto pueden haber sido siete millones, no seis, contradiciendo aún más la tendencia negacionista de Mitre. 

La actriz dio detalles dramáticos de lo ocurrido tras la reunión en la DAIA. “Yo estaba muy angustiada, entonces Cohen Sabban me llevó a un cuarto, me abrazó y me dijo que me quedara tranquila porque de ahí iba a salir como una heroína. Luego me dijo que lo mejor sería seguir la conversación al día siguiente en mi casa. Algo que acepté”.

Efectivamente, el presidente de la DAIA fue a la casa –algo que reconoce– y allí se produjo el acoso sexual y la extorsión que Mitre denuncia. “Me toca un pecho y me quiere dar un beso. Primero en el cuello y después en la boca, yo justo me corro y lo esquivo. Entonces me levanto del sillón y le digo que se tiene que ir, porque yo tenía otra reunión pactada también en mi casa”. “La situación se había puesto violenta y él en un momento me dice ‘quedate tranquila que no te voy a garchar’. Una situación muy desagradable”, siguió la actriz.

Respecto del dinero, Mitre contó que Cohen Sabban “me dijo que para pagar el daño de mis dichos además de ir al Museo del Holocausto tenía que viajar a Alemania con 10 o 12 estudiantes para ir a visitar campos de concentración. Me habló de 80 mil dólares y yo le dije que esa plata no la tenía. Ahí me contestó que podía pagar en cuotas”. Cerca de la actriz afirman que ella tiene intercambios de Whats- App que probarían todo lo ocurrido. En la DAIA contestan que los textos son confusos y que hay problemas de interpretación. 

“Nosotros no supimos nada –explicó ayer Alberto Indij, nuevo presidente de la DAIA–. Le pedimos la renuncia porque cuando nos enteramos que fue solo a la vivienda de ella, lo consideramos un error. De ninguna manera le pidió dinero. Le sugirió que lo de financiar el viaje podía ser una forma de aportar, pero no lo planteó como una obligación ni mucho menos”. 

La revelación de lo ocurrido produjo un tremendo cimbronazo en la comunidad judía. El diputado del PRO Waldo Wolf, que apoyó la campaña presidencial de Cohen Sabban, se desmarcó rápidamente y pidió la renuncia de toda la conducción, pese a que los dirigentes de la DAIA han dado un respaldo total y permanente al gobierno de Cambiemos (ver aparte). 

En los sectores de oposición –una parte liderada por Jorge Knoblovicz– hubo un pedido de adelantamiento de las elecciones previstas para octubre. En esa línea estuvieron algunos de los representantes de clubes e instituciones que integran la DAIA. Sin embargo, al cierre de esta edición el pedido fue desestimado. Los actuales directivos señalaron que no habrá renuncia ni elecciones adelantadas. 

Jorge Elbaum, dirigente del Llamamiento Argentino Judío, insistió en que la DAIA no es representativa de la comunidad judía. “Son 60 personas las que votan la conducción, en algunos casos a nombre de instituciones que ya no existen o tienen dos o tres afiliados. Hay casos en que la misma persona vota por dos o tres instituciones. Es un armado que se hizo en tiempos de Rubén Beraja y que le permite ejercer el poder al sector religioso-ortodoxo. Estos comportamientos, que tienen vastos antecedentes, son producto de una DAIA de la que están excluidos la mayoría de los judíos argentinos. Es lo que explica también el alineamiento con la derecha nacional e internacional”.

Fuentes ligadas a Ricardo Gil Lavedra, abogado de Mitre, señalaron que todavía no está tomada la decisión de hacer la denuncia. La actriz dice que esperará a ver los pedidos de disculpas de Cohen Sabban.

[email protected]

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ