Los precios y la devaluación

El día que se inauguró la 44° Feria del Libro, el pasado jueves 26 de abril, el dólar había cerrado, según la cotización del Banco Nación, a 20,30. Una semana después, el pasado jueves 3, el dólar llegó a cotizar 23,50. Nunca antes hubo una oscilación cambiaria de esta magnitud en el transcurso de una Feria. ¿Los expositores de la Rural ya remarcaron los precios de los libros o esperarán a que termine esta edición? “Por el momento nos afectó en el precio del papel y seguramente tarde o temprano se trasladará a otros gastos de impresión”, admite Norberto Llorca, director comercial del grupo Penguin Random House, integrado por editoriales como Sudamericana, Alfaguara, Taurus, Lumen, Aguilar y Ediciones B, entre otras. “En término de importaciones de libros, nos afecta muy poco ya que tenemos una política de defensa de la producción nacional y es muy poco lo que traemos de afuera”. El director comercial de Penguin Random House advierte que la estampida del dólar también afectará en el pago de derechos de autores extranjeros. “Pero nuestro catálogo también tiene una alta participación de autores locales, a diferencia de lo que ocurre en otros países de Latinoamérica”, aclara Llorca y agrega: “Por ahora no sube ningún precio”. Los precios de los sellos del grupo Planeta aumentaron un promedio del 10 por ciento el pasado 1° de mayo, antes del “jueves negro”, confirma Sergio Maggiauolo, director comercial de Planeta. “Aumentó el papel, que cotiza en dólares, y también hay otros incrementos como los salarios en las librerías. Si no acompañamos a nuestros clientes que son las librerías, si no aumentamos los precios, las librerías son inviables”, explica el director comercial. “Este negocio es una cadena: la editorial puede editar libros, pero tiene que tener puntos de ventas viables. Si las librerías cierran, el negocio editorial es inviable. Pero hay un riesgo en aumentar y tiene que ver con lo que está dispuesto a pagar el consumidor por un libro. En comparación con otros productos, el libro sigue siendo barato, incluso con los aumentos que ha tenido”, concluye Maggiauolo.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ