En contra del acuerdo

“Me pondré al frente de la lucha a favor del pueblo y no permitiré que, por indicaciones del Fondo Monetario Internacional, la variable de ajuste sea la fuente laboral de los riojanos”, remarcó el gobernador de La Rioja, Sergio Casas. “Este gobernador se va a poner al frente del reclamo. No me dejen solo; vamos a vencer si estamos todos juntos”, lanzó. “El presidente  Macri está citando a los gobernadores justicialistas porque quiere un compromiso de todos con la receta del FMI, que está pidiendo que los gobernadores dejen gente en la calle. Yo estoy acá, junto al pueblo, no voy a ir y me voy a oponer a que dejemos gente en la calle, porque es mi sentir como peronista y como riojano”, destacó. Por su parte, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, sostuvo que el Estado “no puede aceptar bajo ningún punto de vista condiciones desde el extranjero para definir una política económica o gubernamental”. “Es evidente que el Estado nacional está gastando más de lo que recauda y se produce déficit, y entonces decidió tomar el camino del endeudamiento. No es negativo que se dialogue con el Fondo y se le pida dinero, pero lo que puede ser negativo serían las condiciones que exija”, dijo.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ