Detienen al suboficial de la policía que baleó a un joven por la espalda
Disparó y quiso cambiar la escena
Maximiliano Córdoba estaba de servicio cuando vio a Facundo Olivieri asaltar un supermercado. El efectivo lo siguió y el asaltante tiró el arma. Después recibió el disparo. La fiscal Bartocci imputará hoy tentativa de homicidio.
La filmación muestra que el joven estaba desarmado.La filmación muestra que el joven estaba desarmado.La filmación muestra que el joven estaba desarmado.La filmación muestra que el joven estaba desarmado.La filmación muestra que el joven estaba desarmado.
La filmación muestra que el joven estaba desarmado. 

Un suboficial de la policía rosarina fue detenido ayer por orden de la fiscal de la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional, Karina Bartocci acusado de haber disparado por la espalda a un joven que había robado un comercio y que al ver al efectivo de civil arrojó su arma y se fugó desarmado. Se trata de Maximiliano Córdoba, de 39 años quien estaba de servicio pero sin uniforme el martes 13 de Febrero y detectó que Facundo Olivieri de 29, estaba asaltando a mano armada un supermercado de la zona de Maipú y Tres de Febrero. Tras una corrida, en Mendoza entre Maipú y San Martín, el agente le disparó por la espalda. El herido sobrevivió, y está detenido. La fiscal le va a imputar hoy a Córdoba la tentativa de homicidio y la falsificación del acta del procedimiento.

Tras la huída de Olivieri, al llegar a Mendoza y Maipú, el agente -que presta servicios en la seccional segunda- le apuntó con su arma reglamentaria, ante lo cual el perseguido le arrojó su pistola, que pegó en el cuerpo del policía de civil, y corrió mientras un cómplice en moto hacía lo propio en contramano por Mendoza hacia San Martín. El efectivo no dudó y una vez que el joven, más ágil, le ganó algunos metros en la carrera, le disparó por la espalda.

Olivieri quedó tirado, sangrando, a la altura 980 de Mendoza. El agente aseguró que él le había disparado.

"Está acreditado que Olivieri tira el arma que pega en el cuerpo de Córdoba y cae a la vereda. Después el policía le dispara por la espalda a la altura de los riñones. Córdoba entonces regresa sobre sus pasos, recoge el arma del piso y se la coloca al lado de Olivieri", confió una fuente judicial. El joven estaba tirado, sangrando por la espalda, a la altura del 980 de Mendoza y Córdoba les aseguró a los policías, que llegan en su auxilio, que el joven le había disparado antes en plena carrera.

Facundo Olivieri sobrevivió. Fue imputado el 15 de febrero por robo calificado, portación y tenencia de arma de fuego por el fiscal de Flagrancia Mariano Ríos. Se le dictó en su momento 90 días de prisión preventiva efectiva. Estuvo internado en su momento y se encuentra fuera de peligro actualmente. Sigue detenido, ya que el hecho de robo está probado por las imágenes de cámaras de seguridad dentro del supermercado.

La medida adoptada ayer con el policía parece dar respuesta al pedido público que hizo en este diario el 28 de marzo, el defensor regional de Rosario Gustavo Franceschetti: "A diferencia de lo que hizo el presidente Mauricio Macri con el caso Chocobar -el policía que mató por la espalda a un delincuente y fue recibido en la Casa Rosada- espero que en Santa Fe no se den señales alentadoras para que estos casos se repitan". El video en cuestión se incluía en la edición web de Rosario/12 de ese día, y puede verse hoy. En rigor, hasta este momento no habían existido aplausos públicos de ningún funcionario, pero tampoco gestos de autoridad para con el efectivo, hasta ayer mismo.

"Vi la grabación de seguridad del domo de Maipú y Mendoza, y lo que se ve en el video ratifica los hechos de la versión del joven baleado, y se da de patadas con la versión del acta de procedimiento, que tiene evidentes omisiones y evidentes falsedades", decía entonces el defensor regional.

"El video muestra muy claramente que el arma queda en la esquina. Un minuto después el policía vuelve corriendo. toma su celular, habla con alguien por dos minutos y camina nervioso hasta que corta, la agarra y se va hasta donde está la persona baleada", apuntó el funcionario del Servicio Público Provincial de Defensa Penal.

Para el defensor, el policía cometió "un delito contra la vida o la integridad corporal, agravado por el uso de arma de fuego y por abuso de las funciones propias de personal policial". De igual manera había exigido ampliarla por "falsedad de instrumento público contra los oficiales de la fuerza que labraron el acta de procedimiento".

Consultado por las similitudes con el caso Chocobar, el defensor de Facundo Olivieri consideró que en este hecho "además se alteró la escena" y el oficial tenía "consciencia de que estuvo mal la actuación" por su parte. Por eso, el acta de procedimiento falseó lo ocurrido realmente, y fue tarea judicial reconstruirlo. "Esperemos que no haya en nuestra provincia mensajes alentadores de este tipo de conductas", agregó el letrado.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ