Guido Ignatti y el estreno de Paisaje para dos, su instalación/performance en galería NN

Cómo hacer obra fuera del mercado

Artista visual, diseñador de exhibiciones y editor de una revista digital, este artífice nacido en 1981 no para de hacerla.
“La obstrucción habilita una apertura y que el pensamiento fluya”, dice sobre la obra que inaugura hoy en La Plata.“La obstrucción habilita una apertura y que el pensamiento fluya”, dice sobre la obra que inaugura hoy en La Plata.“La obstrucción habilita una apertura y que el pensamiento fluya”, dice sobre la obra que inaugura hoy en La Plata.“La obstrucción habilita una apertura y que el pensamiento fluya”, dice sobre la obra que inaugura hoy en La Plata.“La obstrucción habilita una apertura y que el pensamiento fluya”, dice sobre la obra que inaugura hoy en La Plata.
“La obstrucción habilita una apertura y que el pensamiento fluya”, dice sobre la obra que inaugura hoy en La Plata. 
Imagen: Soledad Allami

Está bueno descentralizar todo. Vivimos alienados por la idea de que las cosas tienen que pasar en Buenos Aires. Hay que abrir campos, llegar a otros lugares”, advierte el artista visual Guido Ignatti, quien inaugurará su nueva obra, Paisaje para dos, en la galería platense NN, sensación de la reciente edición de arteBA. “El lugar es perfecto para lo que quiero hacer. Es un sótano con una impronta colonial, porque está con las columnas originales, de la época fundacional de La Plata. Es una oportunidad de llevar a otro nivel lo que venía haciendo”, evalúa el artífice nacido en 1981, quien además compartirá estreno, este sábado, con su colega cordobesa Sofía Sartori y su muestra Soft porno.

Generalmente cada exhibición que hago la pienso para el lugar y el tiempo en los que transcurrirá. Aunque en este caso es la continuación de un proyecto que estoy desarrollando en simultáneo”, aclara. Colgar un coso, presentada en el espacio de arte del bar palermitano Festival, entre noviembre del año pasado y este enero, fue la obra previa que sirvió como referencia. “Constó de una instalación de madera a la que incorporé una performance de suspensión corporal con la técnica kinbaku”, recrea el artista, cuya actual exhibición fue curada por la galería NN.

Trabajo mucho con performance, instalación y obra experimental”, aclara Ignatti. “Pero, en este caso, lo más importante es la performance.” Y es que la obstrucción, el bloque o lo cerrado son disparadores en su propuesta. “La obstrucción habilita otra cosa: una apertura y que el pensamiento fluya. Las estructuras de madera de esta instalación provienen de una serie que llamo Tapiado, que es como si yo tapiara ventanas o puertas, aunque no es así: hay tubos dentro que hacen que salga la luz, por lo que pareciera haber un lugar abierto. Este tipo de obra, con pinturas que devinieron en instalaciones, promete lugares que no existen.”

No obstante, en Paisaje para dos él abre ese tapiado, lo destruye y muestra su interior, tratando de sugerir que hay otro lado. “Esa misma investigación de las obstrucciones la proyecto en el cuerpo, porque a medida que inmovilizo a una persona, atándola y suspendiéndola, entra en una suerte de transición física hacia algo más fuerte, hasta casi un estado meditativo”, describe el diseñador de exhibiciones del CCK, que en esta ocasión contará con la complicidad de los performers Nicolás Giammona y Dener Hernández. “Si bien no es una obra de teatro, la sensación que genera es similar.”

Amén de la inauguración, habrá otras dos activaciones a lo largo del mes que durará esta exposición en NN. “Este es un paso más en el desarrollo de la obra”, explica el cofundador de la desaparecida revista digital de arte Sauna, quien aparte de involucrarse activamente en la performance desde hace dos años prepara una muestra de pintura en la galería Nora Fisch y sigue desarrollando instalaciones. “Para mí es una oportunidad de llevar a otro nivel lo que venía haciendo. La performance está creciendo bastante y eso me motiva porque lo que más me interesa es que la obra tenga un momento y un tiempo específicos. Eso no pasa en otras disciplinas: no es lo mismo colgar un cuadro que la experiencia.”

Si bien no descarta que Paisaje para dos pueda tener salida comercial, porque “eventualmente todo es vendible”, Ignatti lo entiende como un proyecto más “experiencial” que comercial. “Me interesa mucho porque vengo trabajando en otros aspectos del sistema del arte, investigando temas específicos. Tuve que separar bastante lo de hacer obras para vivir de eso”, expedita el también cofundador de Proyecto Bonzo, que convierte casas vacías en espacios de exhibición de obras ideadas para ser mostradas allí, más allá de que este año ese plan está más “congelado” por el lado inmobiliario que por el suyo.

En Argentina no es tan común conseguir subsidios y becas para investigación, para poder hacer obras por fuera del mercado. Trabajé en galerías y me tocó en directo a la obra de arte como objeto de consumo: los artistas exponen los mismos cuadros todo el tiempo porque es lo que la gente compra y los venden como pan caliente. Esa persona no investiga, no evoluciona, sólo vende un producto. De eso es de lo que quiero escapar, no tanto del sistema.”

* Paisaje para dos inaugura hoy a las 20 en NN, calle 49 número 719, entre 9 y 10, La Plata.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ