"¿Qué tipo de país somos?", se pregunta el semanario
Trump, otra vez en la tapa del TIME
Imagen: Twitter

Una niña hondureña de dos años llorando por la detención de su madre enfrente del presidente estadounidense Donald Trump. Esa es la tapa actual del mítico semanario estadounidense Time para representar el drama de la política migratoria de la Casa Blanca, que llevó a la separación de más de 2000 niños migrantes de sus familias. "Bienvenida a América" son las tres únicas palabras que acompañan el montaje de la imagen del mandatario que, sobre un fondo rojo, parece mirar desde lo alto a la niña cuya foto se viralizó cuando su familia inmigrante e indocumentada fue capturada en la zona de McAllen, Texas, uno de los puntos calientes de la frontera con México.

Time presentó hoy en las redes sociales su nueva edición como "un balance después de la política de la separación de la frontera de Trump", en medio del vendaval de críticas que en el país y en el mundo levantaron las medidas migratorias que, hasta ayer, impulsaban la separación de niños de sus padres por ingresar de manera ilegal a Estados Unidos buscando asilo. El mensaje publicitario de la revista concluye con una pregunta: "¿Qué tipo de país somos?".

La niña de dos años fue fotografiada por el reportero gráfico John Moore mientras lloraba de manera desconsolada mirando a un agente estadounidense que había detenido a su madre, y se convirtió en un símbolo del drama de los niños separados de sus padres.

"Me hubiera gustado hablar más tiempo con ella, pero no pude. Me contó que habían llegado desde Honduras y que llevaba viajando un mes entero con su hija de dos años", contó Moore a la cadena BBC.

El fotógrafo agregó que "la mujer tendría unos 30 años de edad y llevaba a su hija en brazos. Los agentes de la Patrulla le pidieron que la dejara en el suelo para proceder a su identificación y cachearla, y la niña rompió a llorar".

"La foto la tomé casi a medianoche, cuando llevaba ya desde las tres de la tarde con la patrulla. Ya había visto cómo se perseguía a inmigrantes con perros y helicópteros a través de los campos de cañas. Había visto muchas cosas", relató.

Moore lleva más de diez años cubriendo conflictos migratorios. Sin embargo, se mostró conmovido por la situación.

"Tuve que parar y respirar un poco por la emoción. Soy periodista y padre, tengo dos hijas y un niño de solo 3 años. Sé que la ansiedad por la separación es común en niños de esa edad. Este caso me hizo ver esa situación llevada al extremo", explicó.

Trump firmó ayer un decreto para poner fin a la separación de niños de sus familias luego de que sean detenidos cruzando de manera ilegal la frontera con México. No obstante, la marcha atrás del presidente estadounidense desató hoy confusión sobre cómo aplicar las nuevas reglas y interrogantes acerca de si no son insuficientes, ya que los niños seguirán detenidos con sus padres.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ