Testimonio ante el tribunal de paz en Colombia
Declaró el jefe de las FARC
Imagen: AFP

El tribunal especial de paz, creado por el acuerdo firmado entre el Gobierno de Colombia y la ex guerrilla de las FARC, inició ayer las primeras audiencias a 32 antiguos líderes de esa organización, dentro de los que se encuentra su máximo jefe, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”(foto, al salir del tribunal). Los ex guerrilleros fueron citados en la sede del tribunal a partir de las 14:30 horas y el primero en arribar al lugar, ubicado en el norte de Bogotá, fue Londoño. La denominada Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) expondrá, por un tiempo aproximado de cuatro horas, los materiales probatorios contenidos en un informe de la Fiscalía General que cita los delitos de secuestro y extorsión cometidos por el ex grupo guerrillero entre 1993 y 2012.

Iván Márquez, segundo en las FARC, no compareció ante la JEP alegando razones de seguridad y fue representado por un abogado. Desde hace meses, Márquez reside en uno de los espacios de reincorporación que dispuso el Gobierno, en una zona rural del sureño departamento de Caquetá. A su vez, Seusis Pausivas Hernández, alias “Jesús Santrich”, que se encuentra detenido desde abril por presuntamente conspirar para enviar droga a Estados Unidos, compareció por medio de una videoconferencia.

 Se espera que al finalizar la audiencia a cada ex líder de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) se le cite a una nueva comparecencia para rendir declaratoria y posiblemente a audiencias con víctimas del conflicto. Cada uno deberá determinar si reconoce o no la responsabilidad en los hechos expuestos. Entre los citados hay siete de los representantes de las FARC que a partir del 20 de julio, cuando empezará una nueva legislatura, ocuparán 10 escaños en el Congreso, en cumplimiento de uno de los puntos del acuerdo de paz. 

Las FARC, convertidas ahora en el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, suspendieron los secuestros al comienzo del proceso de paz y dijeron entonces que ya no tenían a ninguna persona en cautiverio.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ