Reuniones del Consejo Económico y Social de la provincia
Las estrategias para lo peor
Los encuentros fueron convocados por el ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini, quien expresó la preocupación del gobierno provincial ante la crisis laboral que atraviesa Santa Fe como consecuencia de la política económica nacional.
Genesini y Ciciliani expresaron que no habrá crecimiento “en un contexto regresivo”.Genesini y Ciciliani expresaron que no habrá crecimiento “en un contexto regresivo”.Genesini y Ciciliani expresaron que no habrá crecimiento “en un contexto regresivo”.Genesini y Ciciliani expresaron que no habrá crecimiento “en un contexto regresivo”.Genesini y Ciciliani expresaron que no habrá crecimiento “en un contexto regresivo”.
Genesini y Ciciliani expresaron que no habrá crecimiento “en un contexto regresivo”. 

La crisis laboral en Santa Fe es indisimulable. En los primeros seis meses del año hubo la misma cantidad de despidos que en todo 2017. Fue el ministro de Trabajo provincial Julio Genesini quien expresó la preocupación del gobierno provincial ante la crisis laboral que atraviesa Santa Fe como consecuencia de la política económica nacional. El funcionario se reunió con representantes de las entidades que integran el Consejo Económico y Social de Rosario y Santa Fe para “definir estrategias y compromisos entre el Estado provincial y los sectores económico productivo y del trabajo, para fortalecer el empleo, la inclusión social y el crecimiento de la economía frente a un contexto nacional regresivo”. Genesini, acompañado por la ministra de Producción Alicia Ciciliani, advirtió que en el primer semestre del año se registraron en la provincia la misma cantidad de despidos individuales que en todo el 2017.

Al analizar la situación económica del país, destacó que “el escenario cambió en términos de política macroeconómica, hubo una fuerte corrida cambiaria, se impusieron altas tasas de interés, hay un rebote de la inflación, retracción de demanda, una serie de situaciones que complican el funcionamiento de las empresas, no es propicio para la generación de trabajo”.

Al enumerar algunos de los inconvenientes que encuentran las empresas para funcionar, señaló que “la caída de la demanda y los problemas de financiamiento generan incertidumbre sobre cómo puede ser el devenir de la actividad, complica la inversión.

Asimismo, expresó que espera que desde Nación “se acierte en generar variables económicas estables y funcione en un marco racional”, al tiempo que recordó que, pese a todos los esfuerzos hechos desde la provincia para mantener puestos de trabajo, la efectividad de esas políticas “tiene un límite”.

Sobre el impacto de la crisis en la economía santafesina, Genesini fue directo al grano y se refirió al denominado “efecto goteo” en lo que refiere a trabajadores despedidos. “En 2017 veníamos creciendo, se mantuvo esa tendencia durante el primer trimestre, pero en abril ya cayó empleo interanual, en forma leve pero se empieza a ver”, comentó.

“Advertimos que se dan despidos individuales, y si vemos datos de 2017, a mitad de año tenemos los mismos despidos que en todo el año anterior, siempre hablando de los que se tramitaron mediante el ministerio, es decir la formalización de un acuerdo entre las partes. Es lo que se denomina ‘efecto goteo’”, concluyó.

Por su parte, Ciciliani dijo que en Santa Fe “los empresarios enfrentan descubiertos y canjes de cheques con tasas al 60 por ciento”, y reflexionó: “No hay sistema productivo que pueda operar así. Y ya no estamos hablando de financiar una inversión o capital de trabajo, estamos hablando de la operatoria cotidiana de las pymes”.

La funcionaria afirmó que “en esa dificultad” se debe trabajar “unidos en la coyuntura y para paliar la situación, para que no cierren empresas, para que ningún empleado se quede sin fuente de trabajo con la consecuente pérdida de empleo, pero no podemos dejar de mirar que modelo de desarrollo queremos para el país”.