El gobierno de Santos rechazó la acusación de Maduro
Colombia se burla y desmiente
“El presidente está dedicado al bautizo de su nieta Celeste y no a tumbar gobiernos extranjeros”, dijo el portavoz de Santos. Después la Cancillería calificó de “absurdo” responsabilizar a Colombia por el ataque a Maduro.
Ayer en Caracas seguía la investigación por el atentado fallido contra el presidente Maduro.Ayer en Caracas seguía la investigación por el atentado fallido contra el presidente Maduro.Ayer en Caracas seguía la investigación por el atentado fallido contra el presidente Maduro.Ayer en Caracas seguía la investigación por el atentado fallido contra el presidente Maduro.Ayer en Caracas seguía la investigación por el atentado fallido contra el presidente Maduro.
Ayer en Caracas seguía la investigación por el atentado fallido contra el presidente Maduro. 
Imagen: EFE

Desde Bogotá

Tras acusar a Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, de ser responsable del atentado en su contra el sábado en Caracas, Nicolás Maduro ha recibido toda clase de críticas y burlas en el vecino país. “Exigimos respeto” dijo la Cancillería Colombiana en su respuesta oficial donde explicó que los pronunciamientos del venezolano fueron “absurdos” y carecen de todo fundamento. “Ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación” agregó el Ministerio de Relaciones Exteriores. El atentado del que Maduro salió ileso y dejó siete militares heridos provocó así mismo la solidaridad de quienes están más a la izquierda en Colombia como el partido de la ex guerrilla Farc. 

La tarde del atentado, el equipo de prensa de Santos se había apresurado a responder a los reporteros mediante chat que la acusación del sucesor de Chávez no tenía base. “El Presidente está dedicado al bautizo de su nieta Celeste y no a tumbar gobiernos extranjeros”, dijo el portavoz quien pidió omitir su nombre. Horas después Martín Santos, hijo del Presidente, hizo mofa en redes sociales con fotografías íntimas de su padre y suyas donde se sonreían a carcajadas tras, supuestamente, conocer las acusaciones de Maduro. 

El número uno de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), Rodrigo Londoño antes “Timochenko”, sugirió que el ataque con drones obedeció a injerencia de otros países. “Es la más seria intentona directa de asesinato del presidente Nicolás Maduro. Fue otro manotazo al vacío de la extrema derecha nativa manipulada desde centros de poder del exterior”. 

En su discurso del sábado tras sobrevivir a las explosiones que no lograron acercarse al presidente mientras ofrecía un discurso a cielo abierto, Maduro señaló a Miami de estar también detrás de la ofensiva en su contra e incluyó al Palacio de Nariño refiriéndose a “la saña asesina de la oligarquía colombiana”. Agregó estar seguro de que “aparecerán todas las pruebas, pero los primeros elementos de investigación apuntan a Bogotá”.

“No más acciones injerencistas ni terroristas contra Venezuela”, aseguró Rodrigo Londoño en su cuenta de Twitter. 

Desde el gobierno de Rusia y el partido Comunista español no se hicieron esperar los mensajes solidarios, sin embargo, nadie, salvo los colombianos, se refirió a la supuesta autoría de Juan Manuel Santos en los atentados cuya veracidad muchos cuestionan.

Exiliado en Bogotá, el sociólogo Tulio Hernández, opina que “en Venezuela tenemos un problema grave desde hace mucho tiempo. No podemos distinguir entre realidad y ficción, entre verdad y montaje. Es tan grave que cualquier ciudadano duda de cualquier información que venga del gobierno”. El escepticismo ocupa titulares en medios internacionales, mientras en Colombia los ciudadanos del común descalifican lo dicho por Maduro. Natalia Muñoz, estudiante de administración de empresas en la capital colombiana, dice que la acusación de Maduro contra Colombia no tiene ninguna credibilidad. “Me parece una locura, muy poco creíble. Es como quien dice lo primero que se le viene a la mente”, explicó la joven. 

“Simplemente, ya entramos en la fase donde no tenemos un gobierno, sino un equipo de redactores de ciencia ficción”, agregó Hernández, uno de los principales críticos del gobierno de Maduro. Que desde Bogotá se orquestó el atentando contra el mandatario venezolano pues es una acusación que pierde fuerza cada hora, y que poco afectaría las relaciones binacionales a dos días de que Santos abandone la Casa de Nariño. Para Tulio la afirmación de Maduro “no tiene ninguna credibilidad. Una de las manías, de las obsesiones de los políticos chavistas es acusar, no sé por qué, es algo paranoide vecinal, a Colombia. Recordemos que todo lo que le sucedía a Chávez era culpa de Uribe; y con Maduro la culpa era de Santos. Y nunca han demostrado nada”.

Qué pasará entre Maduro y el gobierno de derecha que comienza justo mañana en Colombia está por verse. Sin embargo, puede anticiparse un crispamiento en las relaciones bilaterales pues durante su campaña el ungido de Álvaro Uribe Vélez, Iván Duque, aseguró que luchará para sacar a Maduro del gobierno y que lo demandará ante la Corte Penal Internacional por supuestamente apoyar a las guerrillas del ELN (Ejército de Liberación Nacional) y las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) hoy partido político. 

El Centro Democrático confirmó a PáginaI12 que 75 personalidades venezolanas están invitadas al acto de posesión de Duque que se celebrará en Plaza de Bolívar. Entre ellos se encuentran exiliados, directores de medios de comunicación, activistas políticos e incluso el padre de Leopoldo López. Para Tulio Hernández, la afirmación de Maduro sobre supuesta responsabilidad de Colombia en un atentado que es cuestionado por su oposición no tendría ningún efecto con la llegada del nuevo gobierno. Pero sin duda, habrá cambios en la relación con los vecinos. La confrontación, seguramente, será más profunda, pues el antichavismo tanto colombiano como venezolano llegan mañana a Casa de Nariño.

Escriben hoy:
Escriben hoy:
Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Escriben hoy:
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ