Código rojo

El gobierno de Venezuela informó ayer que pidió un código rojo de Interpol contra el expresidente del Parlamento Julio Borges, tras mostrar un video del parlamentario opositor detenido Juan Requesens, donde señala que este le pidió el favor de ingresar al país a uno de los acusados del atentado. “Es el cómplice necesario de la operación Juan Requesens quien confiesa su complicidad en el magnicidio en grado de frustración, pero al mismo tiempo denuncia y confiesa que lo hizo a órdenes de Julio Borges, es por eso que hemos solicitado código rojo”, pues el diputado se encuentra en Colombia, dijo el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. En rueda de prensa, Rodríguez mostró un video de Requesens en el que señala que Borges le pidió que ingrese al país a Juan Monasterios, detenido y acusado de coordinar acciones terroristas. “Me contacté con él –Monasterios– a través de la mensajería, yo estaba en San Cristóbal y una vez le escribí (al funcionario colombiano) Mauricio Jiménez, y le hice la solicitud y él inmediatamente se puso  en contacto con Juan Monasterios para hacer el pase de San Antonio a Cúcuta”, dice. En el material, en el que se observa a Requesens en actitud nerviosa e inquieta, el diputado añade que nunca tuvo contacto físico con Monasterios y que solo hizo lo solicitado a través de la mensajería. Tras mostrar el video, Rodríguez reiteró que Jiménez es un “funcionario de la aduana del extinto gobierno de Juan Manuel Santos”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ