Casi 300 millones de dólares para indemnizar a un jardinero
Condena histórica a Monsanto por el glifosato
Johnson se abraza con sus abogados tras escuchar el veredicto del jurado.Johnson se abraza con sus abogados tras escuchar el veredicto del jurado.Johnson se abraza con sus abogados tras escuchar el veredicto del jurado.Johnson se abraza con sus abogados tras escuchar el veredicto del jurado.Johnson se abraza con sus abogados tras escuchar el veredicto del jurado.
Johnson se abraza con sus abogados tras escuchar el veredicto del jurado. 
Imagen: AFP

La Justicia de California condenó a Monsanto a pagar 289 millones de dólares a un hombre con cáncer terminal. Se trata de Dewayne Johnson, un jardinero que estuvo expuesto al glifosato, el cuestionado herbicida, mientras trabajó en el distrito escolar de San Francisco. Un jurado determinó que la multinacional no advirtió sobres los riesgos para la salud que implica el uso del Roundup, tal el nombre comercial del producto.

Johnson tiene 46 años y desde hace cuatro padece linfoma no Hodgkin, es decir, cáncer en los linfocitos de la sangre. Los médicos aseguraron que le quedan meses de vida. La empresa aseguró que siente “empatía” por Johnson y que el fallo “no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones” de organismos como la Agencia de Protección Ambiental y el Instituto Nacional de Salud, ambos de Estados Unidos, “apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer". Así se manifestó Scott Partridge, uno de los vicepresidentes de Monsanto.

La compañía, que fue adquirida por Bayer, afronta cientos casos en Estados Unidos por el efecto cancerígeno del glifosato. La farmacéutica alemana anticipó que apelará el fallo y ratificó que el glifosato “es seguro y no cancerígeno" de acuerdo a “pruebas científicas, evaluaciones reglamentarias a escala mundial y décadas de experiencia práctica del uso” del herbicida. Bayer compró Monsanto en 63 mil millones de dólares.

La Organización Mundial de la Salud catalogó al glifosato como “cancerígeno probable” en 2015. En noviembre pasado, la Unión Europea renovó hasta 2022 la licencia para el uso del herbicida en los países del bloque continental. Así, se prorrogó el permiso de uso por cinco años. Nueve países europeos se opusieron al acuerdo, entre ellos, Francia. El partido ecologista Los Verdes celebró el fallo de la justicia californiana.

"Hace décadas que Monsanto actúa con total impunidad con la meta de buscar un beneficio a todo coste. Eso implica que ha disimulado la peligrosidad de sus productos, una peligrosidad demostrada por los estudios", dijo David Cormand, de Los Verdes, respecto de lo que consideró una “victoria histórica”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ