Histerectomía e internación por un aborto inseguro

La urgencia clandestina

Una joven de 21 años llegó a la Maternidad Provincial derivada de la Maternidad Nacional, en remise. Tenía el útero perforado, por abortar con una sonda. Anoche estaba fuera de peligro.
En la Maternidad Provincial la operaron de urgencia.En la Maternidad Provincial la operaron de urgencia.En la Maternidad Provincial la operaron de urgencia.En la Maternidad Provincial la operaron de urgencia.En la Maternidad Provincial la operaron de urgencia.
En la Maternidad Provincial la operaron de urgencia. 

Una joven de 21 años ingresó el sábado a la Maternidad Provincial de Córdoba con el útero perforado y una infección generalizada producto de un aborto clandestino hecho con una sonda. La chica está fuera de peligro, pero debió ser sometida a una histerectomía de urgencia. La Red de profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir se encargará de hacer tareas de acompañamiento.

Liliana Montero, legisladora provincial y copresidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Córdoba, dio a conocer el hecho a través de su cuenta de Twitter. Allí se refirió al caso como “un cuadro irreproducible por lo siniestro”. Además, advirtió que si la Cámara de Senadores hubiese aprobado el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo a principios de agosto, la mujer “podría haber accedido a las Consejerías” para evitar esa situación.

“Ya está en sala común y, por suerte, nos hemos contactado con una médica que la va a estar acompañando”, confirmó una fuente de la Red de profesionales de la Salud. En una entrevista que le hizo el noticiero de Canal 8, María Viviana González, directora de la Maternidad Provincial, afirmó que la joven fue a atenderse a la Maternidad Nacional pero que “la derivaron” y llegó a la institución en un remis. “La médica que la recibe cuenta esto, pero lo confirma la directora del hospital, lo cual es una locura porque no la pueden mandar en remis”, le dijo a PáginaI12 Ana Morillo, trabajadora social que integra la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. “La directora dice que ni confirma ni niega el aborto, sino que la chica entró con una infección, por lo que se le practicó la histerectomía y no miente, sólo oculta qué es lo que provocó la infección”, sostuvo Morillo. Según el memorando N°2/2018, los directores y subdirectores de hospitales tienen prohibido hablar con la prensa sin una autorización previa. Morillo opinó que “la provincia tiene una línea de ocultar información vinculada a los abortos”. 

Hoy representantes de salud mental y servicio social de la Red irán a asistir a la joven para tratarla y acompañarla. “También estamos alerta para que no se la vaya a perseguir”, señalaron desde la Red. También denunciaron la dificultad que existe para la aplicación del protocolo de aborto no punible en la provincia. “En Córdoba hay obstáculos para acceder a la atención pre y post aborto”, advirtió la fuente. En 2012, luego del fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio de Salud cordobés realizó un protocolo para que las mujeres que fueron violadas  pudieran acceder a una aborto en forma legal sin la necesidad de contar con una autorización judicial ni denuncia previa. Sin embargo, al poco tiempo, el juez provincial Federico Ossola suspendió la aplicación al darle lugar a un recurso de amparo que presentó Portal de Belén, una asociación civil vinculada a la Iglesia católica. “No debería ser un impedimento porque el fallo FAL está por encima del protocolo provincial. Pero sí generó que muchas instituciones se nieguen a practicar abortos”, sostuvieron desde la red.

Aun así, en Córdoba funcionan Consejerías que brindan asistencia e información a mujeres que quieren interrumpir sus embarazos. “La diferencia es que, al ser primer nivel, no hacemos la práctica ni tenemos la medicación, solo podemos recetarla”, aclaró Morillo. Para ella, la información no está llegando “a los lugares a los que hay que llegar”. “Las mujeres tienen que conocer qué es el misoprostol”, afirmó y agregó: “Nosotras creíamos que se había acabado la sonda y el perejil. Pero el misoprostol, que hace dos años estaba 200 pesos, ahora está a 3500. Eso hace que muchas mujeres vuelvan a las prácticas más inseguras de aborto. Es lo que pasó en Buenos Aires y ahora en Córdoba”.

Informe: Ludmila Ferrer.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ