En el instituto analizan la cepa de la bacteria Streptococcus
El ajuste también golpea al Malbrán
Imagen: Pablo Piovano

Especialistas del Instituto Malbrán explicaron que trabajan para analizar la cepa de la bacteria Streptococcus, que ya se cobró la vida de seis personas en todo el país, pero que los recortes y los problemas con los insumos por la suba del dólar pueden dificultar esa tarea. Mientras se encienden las alarmas sanitarias por el brote, advirtieron que el centro, el único capaz de analizarlas las muestras en profundidad, está camino a una “parálisis funcional” ante el brutal ajuste presupuestario en el que está sumida la institución.

"Lo tenemos que advertir porque si pasa, no hay ninguna otra institución a nivel nacional que pueda hacer la investigación que corresponde para ver cuál es la cepa que está circulando, cómo se identifica, qué nivel de resistencia a los antibióticos tiene”, resaltó el diálogo con la AM750 el técnico químico Flavio Vergara. El Malbrán es el instituto encargado de estudiar las enfermedades infectocontagiosas pero ya habían alertado previamente que ante el ajuste en la salud, estaba en riesgo su operatividad para efectuar diagnósticos. 

A ese lugar fueron enviadas ayer las muestras médicas de los hisopados que se realizaron en los últimos días y allí se están realizando los análisis, aunque los insumos para realizarlos escasean por la falta de presupuesto, dado que la mayoría de ellos son importados y están atados al precio del dólar.  “El año pasado hicimos presupuestos de compras con un dólar a 15,16 y cuando haces la compra se te fue a 18 y no se presentan los proveedores, a 20, a 40 y los proveedores no se presentan a entregar insumos y estamos trabajando con el stock que nos está quedando”, advirtió el técnico. 

Entre las tareas que realiza el Malbrán están la producción de vacunas y sueros antiofídicos, antiescorpiónicos y antiarácnidos y vacunas como la BGC intravesical para tratar el cáncer de vejiga. Además, se investiga el virus del papiloma humano, que produce cáncer de cuello uterino, y enfermedades como zika, dengue y chikungunya. 

La alerta es total ante la dificultad de obtener las drogas y los materiales necesarios para hacer las investigaciones. “Si esto no se puede revertir, si no hay posibilidades de que hagamos compras al exterior, si el presupuesto no se va aumentar y se va a recortar como se está planteando para el 2019, de la mano del FMI, nosotros vamos a entrar en una parálisis funcional”, advirtió el especialista.  Temen que la situación empeore con el pesupuesto que se prevé aprobar para el año que viene y ante la degradación del Ministerio de Salud a Secretaría. 

Respecto de la cepa de la bacteria que tiene en vilo a toda la sociedad, explicó que la enfermedad “es como un individuo que tiene una familia”. “El Streptecocco es un individuo que tiene una familia. De esa hay algunos que son más patoteros y otros que son más mansos. Alguna cepa puede ser más toxica, genera toxinas más duras y genera problemas diferentes a los habituales. Entonces tenemos que identificarlos, saber quién es, ver que antibiótico le hace efecto y hacer la prevención”, destacó. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ