Empleados desesperados

Más de 40 trabajadores de la firma Síntesis Química de la localidad de Fighiera están desesperados por el riesgo de perder sus fuentes laborales. Están suspendidos y hace tres meses que no cobran un peso, más allá de la promesa de los dueños de la empresa. “Estamos desesperados, no podemos mantener a nuestras familias”, relató uno de los empleados en la puerta de la planta. Los propietarios de la firma les prometieron a los trabajadores que iban a cobrar el 50% de sus sueldos, pero hasta el momento no se lo pagaron. “La situación por ahora es de calle. Nos sentimos abandonados de parte de la empresa, hoy teníamos una reunión junto con el presidente comunal y anoche nos llamaron para avisarnos que se había suspendido”, le comentó un joven a Canal 3. “Estamos esperando por una respuesta concreta. Ya no funciona ni siquiera la portería de la empresa, no hay nadie con quien hablar”, agregó el trabajador suspendido.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ