La Cámara Federal consideró prematuro el cierre del caso
Reabren causa contra dos fiscales

La Cámara Federal ordenó ayer reabrir la causa contra los fiscales Federico Delgado y Sergio Rodríguez por presuntas irregularidades en torno a la investigación sobre el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, por el presunto cobro sobornos de Odebrecht. La Sala II –integrada por los jueces Martín Irurzun, quien votó en disidencia, Leopoldo Bruglia y Mariano Llorens–, revirtió la desestimación de la denuncia realizada por el juez Daniel Rafecas, por considerar que había sido prematura y que resulta necesario producir primero una serie de medidas de prueba.

El expediente en cuestión se trata de una querella de Arribas contra fiscales Delgado y Rodríguez, este último titular de la Procuraduría de investigaciones Administrativas (PIA), a quienes los acusa del delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público” al recibir declaración testimonial sin tomarle juramento a Leonardo Meirelles (financista brasileño involucrado en el “Lava Jato”) en la causa por supuestos sobornos en el marco de contrataciones de Odebrecht en la Argentina, que se sigue ante el Juzgado Federal 7.

“No puede soslayarse que las circunstancias y la forma en que se produjeron las declaraciones de Leonardo Meirelles y Alberto Youssef ameritan cuanto menos ahondar la pesquisa a los efectos de descartar cualquier posible conducta ilícita que se haya producido en dicho acto. Entiendo que previo a agotar la investigación y adoptar un temperamento al respecto, se proceda a escuchar en declaración testimonial a los letrados y funcionarios que intervinieron en el acto”, indicó Bruglia. Llorens adhirió a esa postura, agregando: “La base de esa investigación demanda, inexorablemente, la posibilidad de que, tanto la acusación como la defensa, puedan agotar las medidas que estimen pertinentes para el esclarecimiento completo de los hechos”. Por su parte, Irurzun votó en disidencia al remarcar que Arribas “no ha aportado algún indicio que exceda de su cuestionamiento acerca de la forma procesal escogida por los fiscales Delgado y Rodríguez para recibir declaración a Meirelles en el marco de una causa penal, en que el juez a cargo de la dirección de la instrucción había ordenado escucharlo en testimonial y delegado en el acusador público la materialización del acto”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ