CFK mostró los destrozos en su casa de El Calafate
"Se llevaron hasta un rosario"
En un video, la ex presidenta dio cuenta del estado en el que quedó su vivienda después de los allanamientos. Denunció que estos no se realizaron con el fin de “recabar información”, sino como un “capítulo más de humillación y de persecución”.

La ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner condenó los allanamientos que se hicieron en su casa de El Calafate, uno de los tres domicilios que fueron requisados en el marco de la investigación por los cuadernos. “Esta casa hace tres semanas fue más que allanada, literalmente tomada por la gente que Bonadio envió acá”, resaltó en un video que hizo desde las puertas de su vivienda después de los operativos ordenados por el magistrado. 

CFK denunció que los allanamientos no se realizaron para “recabar información” sino que se trató de un “capítulo más de humillación y de persecución”. Según detallo CFK, durante las pericias se llevaron hasta un rosario, de cuentas de piedra, que tenía colgado con otros mas en el espejo de su cuadro. "Estoy en Calafate. Llegué el viernes, no venía desde junio. Cuando vi lo que Bonadio había hecho en mi casa, confirmé que no me había equivocado", escribió en su cuenta de Twitter en la que compartió el video.

“Realmente pasó lo que dije que iba a pasar”, continuó, al destacar que “sus peores predicciones” luego de que se aprobaran los allanamientos a sus tres domicilios en el Senado, “desgraciadamente se cumplieron” y que se llevaron elementos del ajuar personal de su domicilio.

Además negó que hubiese un subsuelo en la vivienda, como insistían en versiones periodísticas. Dio un recorrido por su casa y mostró “su gimnasio” y demás lugares de los que se habían hablado durante los tres días de allanamientos. "Y acá vinieron a buscar sabe Dios qué cosas, millones de dólares, lingotes no sé. Lo único que se llevaron fueron las bandas nuestras presidenciales , los bastones presidenciales mio, de Néstor y del ex presidente Héctor J Cámpora”, afirmó al destacar que este último había sido un regalo de la familia del ex mandatario, aunque en algunos medios se dijo que pertenecía a Arturo Frondizi.

“Tres días estuvieron en esta casa y lo único que encontraron fueron el expediente de Hipólito Yrigoyen, lapiceras, las réplicas de las espadas de Bolívar regaladas por Chávez a Néstor y a mi”, manifestó la ex presidenta, quien destacó que como “no encontraron nada”, entonces “se ensañaron con esa parte de la casa porque creían que la pared escondía una bóveda”.

CFK mostró las perforaciones que se hicieron en el resto de la casa y cómo rompieron las paredes ante la falta de resultados. “Esto es toda la pared rota, la descuartizaron prácticamente y qué encontraron del otro lado de la pared? Los cimientos de la casa”, destacó a medida que iba mostrando los destrozos en su domicilio. "Un día y medio estuvieron acá en el despacho de Néstor", puntualizó. 

"Rompieron todo, se llevaron objetos personales y de la casa que nada tiene que ver con la investigación. En buenos aires no dejaron entrar a mi abogado, gente que después fue se intoxicó. Hace un mes que no puedo entrar a mi casa", dijo luego al referirse a las irregularidades en el resto de los allanamientos. 

En el video también se refirió a la situación actual de la Argentina y advirtió que "es muy preocupante la violación de los Derechos y garantías constitucionales", e hizo hincapié en las amenazas que sufrió la docente de Moreno la semana pasada. "Creo que es muy grave lo que pasó con la maestra de Moreno porque creo que se está en una especie de hostigamiento, persecución y amedrantamiento de todo lo que signifique políticas que cuestionen lo que está pasando en Argentina", destacó al evaluar que están pasando "cosas gravísimas en Argentina". 

Además condenó la política económica del gobierno actual, sobre todo la "política de endeudamiento". "Se ha destripado al estado en las áreas más sensibles y que más deben cubrirse", dijo luego al cuestionar la política de achique en el sector público. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ