Habla el abogado de los musulmanes detenidos
“Es tan burdo todo que enoja”
Imagen: Noticias Argentinas

“Todo esto es una locura absoluta, las supuestas pruebas carecen de seriedad, se trata de un burdo armado que se caerá en breve; no sorprende porque los caracteriza el patetismo” dijo a Página/12 Ismael Jalili, abogado de Axel Abraham y Kevin Gamal Abraham Salomón, los hermanos musulmanes detenidos ayer acusados de tenencia de arma de guerra y acopio de armas y municiones en una causa que instruye el juez federal Sebastián Ramos. “No están imputados de terrorismo, no tienen nada que ver con Hezbollah; uno tiene 26 años, el otro 23 y nacieron y se criaron en ese lugar”, aclaró Jalil, quien ejerce la defensa particular con apoyo y solidaridad de la Correpi, Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional, que él mismo integra.

La investigación se inició en enero de este año con una denuncia anónima a través de un correo electrónico que llegó a una computadora de la DAIA, y el abogado de esa institución hizo la denuncia. El mensaje decía: “En el gimnasio al que voy hay un tipo que se jactó públicamente de estar manipulando un fusil AK47 de asalto, mostró un video, yo no lo ví pero a mí me dijeron pero se trata de alguien que con el hermano viajan seguido al Líbano, y son de Hezbollah". Hubo seis meses de debate entre la justicia de la Ciudad y la Federal acerca de la competencia. “En el ínterin armaron que estos chicos estaban como partícipes de una especie de célula de Hezbollah en Argentina porque tenían varios viajes al Líbano, y escalas en Qatar, Turquía y Emiratos Árabes, además de treinta y dos pases de frontera según informó Gendarmería”, describió Jalil.

-¿Por qué habla de falta de seriedad en la causa?

-El fiscal federal Guillermo Marijuán dice que estos chicos cruzaron treinta y dos veces las fronteras cuando en realidad lo que informa Gendarmería es que el total de pases fronterizos de su jurisdicción son 32. Ellos no cruzaron ni una vez, según la propia Gendarmería, y sin embargo el fiscal la tuerce y pone eso. Si uno viaja a Medio Oriente lo lógico es que haga escala en Qatar si viajás con Qatar Airways, o en Turquía si viajás con Turkish. En ese país uno de ellos, Gamal, estuvo sólo un día, por una nevada que lo demoró y en los demás sitios permaneció apenas horas. Sin embargo el fiscal dijo que fueron escalas de muchos días.

-¿A qué viajaban?

-Tienen a su familia allá, la colectividad a veces viaja en grupos de treinta personas. Estos chicos viajaron así al Líbano directo desde acá, con gente mayor. Su primer viaje lo hicieron con la familia a cumplir una promesa porque uno de ellos nació enfermo. En otro viaje Gamal hizo un curso en Irán sobre islamismo, tiene un certificado y documentación emitidas oficialmente en inglés y en farsí. Además hizo un viaje al Líbano desde Irán porque es más barato, como ir de acá a Chile. Ese viaje fue para visitar a una chica. Cada viaje fue de alrededor de veinte días.

-¿Hay un video de prueba?

-No hay ningún video en la causa, no existe. Cuando le allanan el domicilio pasan dos cosas. Encuentran armas viejas y municiones, que incluye un rifle de aire comprimido y un Mauser del año 1931, todas esas armas eran de su abuelo que era socio del club San Huberto de caza. Todo eso está acreditado, no hay armas limadas ni truchas, no están involucradas en ningún delito, todas con factura de compra. Quedaron en la casa porque el chico vive ahí. Su hermano mayor no vive allí, ya acreditó que vive a quince cuadras, pero tienen un negocio de venta de artículos de limpieza y por eso va y viene. Si no vive ahí, mal puede tener lo que no custodia.

-¿Cuál es la situación de sus defendidos?

-Están detenidos en la alcaidía de Comodoro Py, estuvieron en la Unidad Antiterrorista de la calle Cavia, pero seguramente serán trasladados a una unidad porque recién en diez días a contar desde hoy van a resolver su situación procesal. Ayer el juez les denegó la excarcelación. Hoy hubo otro allanamiento en Avellaneda y Emilio Lamarca que ya dio negativo, que proviene de otra causa de un juzgado de Lomas de Zamora.

-¿Qué dicen sobre lo que están viviendo?

-Consideran que es una brutalidad y una injusticia. Están destruidos y desconsolados, me conmocionó verlos abrazados a su padre, cómo lloraban los tres. Es tan evidente la absoluta ajenidad de ellos con cualquiera de las boludeces que les imputan. Estuvieron 24 horas incomunicados, encerrados y aislados. La cabeza les funcionaba a mil, me dijeron. No me voy a olvidar nunca de ese abrazo. El padre les dijo “vamos a demostrar que somos gente de bien”. Paradójico, era la inversión de la carga de la prueba. Axel tiene una nena de dos años. Gamal trabaja en ICANA, que es el instituto que realiza los trámites de visas para Estados Unidos. ¿Cómo hizo para trabajar ahí si supuestamente usaba fusiles de asalto? Acompañamos el recibo de sueldo. Es tan burdo todo que enoja.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ