La participación de Estela de Carlotto
“Estar juntos para resistir”

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, sostuvo ayer que la democracia argentina “es legal pero es ilícita porque comete acciones ilegales todo el tiempo, como reprimir o decir que se puede usar un arma”. Durante su intervención en el Primer Foro Mundial de Pensamiento Crítico, organizado por Clacso, Carlotto convocó a dejar a un lado las diferencias y “estar juntos para resistir”. 

La acompañó en la mesa de debate sobre “El derecho a la memoria”, Eleonora Menicucci de Oliveira, ex funcionaria de Dilma Rousseff, quien recordó a la dirigente feminista brasileña Marielle Franco, asesinada este año por su condición de militante. “Hablar de derechos humanos en una época de neoliberalismo tan salvaje y tan cruel es hablar de memoria y de justicia y básicamente es un momento de reflexión para radicalizar las democracias en América latina”, sostuvo.

“Memoria, verdad y justicia no son tres palabras vacías sino que contienen la necesidad de hacer que se cumplan”, apuntó Carlotto durante su exposición, en la que advirtió que en Argentina “tenemos la democracia más larga de la historia, porque tenemos que llamar democracia a esto que estamos viviendo, que es legal pero es ilícita porque comete acciones ilegales todo el tiempo, como reprimir o decir que se puede usar un arma”. En ese sentido, sumó su granito de arena a la construcción de un frente de unidad de cara a las elecciones del próximo año: “Tenemos fuerza, somos capaces, pero no tenemos que desbandarnos, no tenemos que estar buscando las diferencias, tenemos que estar juntos para resistir, para cambiar y para volver a tener el país que ya tuvimos en la década ganada”.

La ex funcionaria de Rousseff mencionó que “hablar de derechos humanos en una época de neoliberalismo tan salvaje y tan cruel es hablar de memoria y de justicia y básicamente es un momento de reflexión para radicalizar las democracias en América latina”. Al respecto, completó que “no existe democracia sin derechos humanos, que no es hablar del pasado, sino pensar en un concepto ampliado que contemple a las mujeres, negros y población LGBTI de hoy”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ