Peligro de Wolf
Libertadores de España

La noticia de jugar la final de la Copa Libertadores de América en tierras españolas caló hondo en el espíritu, y en el ideario de la Patria Grande. Nos dieron ganas de cazar el De Lorean y hacernos un viajecito al pasado para ir a ver al General, al prócer que es nombre de avenida, de club y Centro Cultural. Sí, al mismísimo Libertador de América José de San Martín. Lo encontramos regateando el precio de unos cañones en un negocio del Alto Perú Shopping. Pensábamos que si el Diego nos acompañaba no se nos iba a escapar la tortuga, y así fue. Total si esto es un juego de imaginación, ya que la hacemos, la hacemos completa.

–San Martín, qué honor, Padre de la Patria, le presento a Maradona, Padre de Dalma y Giannina… Bueno y de unos seis ó siete extramatrimoniales más...

–Yo… yo… ehh….shhhhooo… le quiero pre… pre… guntar, maestro… ¿Usted es de San Martín de Tucumán o de San Martín de San Juan?

–No entiendo la pregunta, compatriotas. Ni el motivo de esta visita. Les pido por favor que se apuren, dejé el caballo en doble fila para atenderlos. Estoy organizando a mis hombres.

–¿Para luchar en San Lorenzo?

–No, eso fue la semana pasada, por suerte ganamos. En realidad empatamos y hubo definición a penales. Se me lesionó Cabral, pobre. Mañana estoy haciendo un nuevo casting de granaderos. Si tienen algún interesado, les digo: debe presentarse a las 8 hs, en ayunas con fusil y caballo. Imprescindible pelo corto y amor a la patria.

–Yo… yo… eeeeeh… yo me quiero presentar… che, realista compadre, la tenés adentro… te espero en Segurola y Habana.

–Me gusta su espíritu libertario, señor Diego, ¿usted es general?.

–No, pero capitán. En la Selección. Y fui soldado de Maduro.

–Lo felicito. Pero como les dije, estoy muy apurado. Ahora tengo reunión de padres con Belgrano -que es padre de la bandera- y con este muchacho Sarmiento, padre del aula.

–Querido Santo de la Espada, disculpe, vinimos a preguntarle qué opina de lo que pasó en nuestro fútbol. La Copa Libertadores, tan de América, tan de la Patria Grande, tan de usted y Bolivar y…

–No te olvides del hincha de Colo Colo.

–Ehh… ehh… el chileno…

–¿O’Higgins?

–Sí. Ese.

–Bueno. La Copa creada en honor a ustedes, volverá a manos de la corona española, ya que se jugará en Madrid. Ocurre que hubo algunos que arrojaron piedras en la Batalla de Núñez, y en Paraguay se decidió que…

–¿Desde cuándo el Paraguay decide lo que le corresponde a la América unida? No me diga más. Se nota que su generación no sabe lo que es empuñar un sable –corvo en mi caso– y sudar las patillas por la Patria para liberar un continente. ¿Usted conoce mi famosa frase: “Seamos libres, lo demás no importa”?

–Sí, claro, todos la estudiamos. Justamente “Caverna” Godoy está libre y a los demás no les importa.

–Suficiente para mí, estoy muy enojado.

–Se dice “me cortaron las piernas”, maestro.

–Adiós General. Nos vemos en el billete de cinco pesos.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ