El Frente Amplio uruguayo no quiere más a Luis Almagro en sus filas
Expulsado por unanimidad
El partido que gobierna Uruguay no le perdonó al ex canciller de Pepe Mujica y actual secretario general de la OEA, su alineamiento con los Estados Unidos que se expresó en los reiterados pedidos de intervención militar en Venezuela.
Imagen: EFE

El Frente Amplio (FA) de Uruguay expulsó del partido por unanimidad al actual secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Las resoluciones fueron anunciadas a la prensa por el presidente del FA, Javier Miranda, a la salida del Plenario del partido que se realizó en la ciudad de Montevideo.

"Nunca un objeto de sanción es un motivo de alegría, pero hay que tomar decisiones y el Frente Amplio tomó decisiones", dijo Miranda sobre las 17 resoluciones votadas por el máximo órgano de esta coalición de izquierda que gobierna Uruguay desde 2005.

La destitución de Almagro estuvo basada en el dictamen de un tribunal de conducta del FA que entendió que el uruguayo violó los principios partidarios al sugerir una posible intervención militar en Venezuela, donde entiende que existe una dictadura. Según ese informe, el secretario de la OEA incurrió "en la violación más grave de los principios que caben imaginar".

Miranda precisó que para aprobar el caso se debía alcanzar nueve décimos en la votación, condición que se "superó totalmente" al conseguir la unanimidad.

"Almagro se expulsó sólo del Frente Amplio porque accedió a tener el apoyo del FA y del Gobierno con un perfil de gestión diametralmente opuesto al que desempeña hoy en la OEA" afirmó hoy ante la prensa el vicepresidente del FA, José Carlos Mahía, y añadió que el ex canciller de Uruguay "fue un lobo en piel de cordero".

"Una cosa es tener una posición política sobre la situación de Venezuela u otros países de América Latina, y una bien distinta es, desde un cargo que debe generar consensos en las Américas, militar activamente en contra de uno de los países y, además, con visiones absolutamente funcionales a las del propio Estados Unidos", remarcó el diputado Mahia.

Antes de ser electo secretario de la OEA, Almagro fue canciller de Uruguay bajo la presidencia de José Mujica (2010-2015), quien en su día fue uno de los promotores de su candidatura al frente del organismo, cuya sede está en Washington. El político uruguayo asumió su cargo la OEA en 2015 con un mandato de cinco años y con la posibilidad de reelección.

Diez días atrás, Almagro anunció que buscará la reelección en 2020 a petición de una serie de países de la organización panamericana, entre los que se incluye Colombia y Estados Unidos. Sin embargo, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, ya se había pronunciado en contra en septiembre después de sus polémicas declaraciones sobre Venezuela.

Como secretario general de la OEA, ha hecho de la crisis en Venezuela el centro de su gestión, con posiciones que generaron repudio a nivel internacional por su alineamiento con los intereses de los Estados Unidos, el país que ahora respalda su reelección.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ