Otra victoria de los organismos de Derechos Humanos
Una confirmación que se hizo esperar
La Cámara de Casación confirmó las condenas de la causas Feced 1 y 2, por delitos de lesa humanidad cometidos en el Servicio de Informaciones. Es la única condena que recibió el general de la dictadura Ramón Díaz Bessone.
Díaz Bessone fue uno de los estrategas de la represión pero murió impune. Ahora sí, su condena está firme.Díaz Bessone fue uno de los estrategas de la represión pero murió impune. Ahora sí, su condena está firme.Díaz Bessone fue uno de los estrategas de la represión pero murió impune. Ahora sí, su condena está firme.Díaz Bessone fue uno de los estrategas de la represión pero murió impune. Ahora sí, su condena está firme.Díaz Bessone fue uno de los estrategas de la represión pero murió impune. Ahora sí, su condena está firme.
Díaz Bessone fue uno de los estrategas de la represión pero murió impune. Ahora sí, su condena está firme. 

La Cámara Federal de Casación Penal volvió a resolver en causas emblemáticas de la región ayer, al confirmar las condenas resueltas por el Tribunal Oral Federal en las causas por delitos de lesa humanidad conocidas como Feced 1 y 2, donde se juzgaron a los integrantes de la patota del comandante de Gendarmería y jefe de la policía rosarina y -en la primera parte- a quien fuera jefe del Comando del Segundo Cuerpo de Ejército Ramón Genaro Díaz Bessone. Es la única condena que recibió uno de los estrategas del terrorismo de estado y ministro de Planificación de Videla, aunque la resolución de ayer -siete años después de la sentencia- declara la extinción de la acción penal por la muerte del condenado, ocurrida el 3 de junio de 2017. La sentencia de la causa Feced 1 se produjo en 2012 y de Feced 2 en 2014. La Cámara confirmó también la absolución de Ricardo Chomicki, el único civil imputado, que fue detenido-desaparecido y colaboró con los represores.

"Si bien es indudable que resulta necesario celebrar este hecho, no podemos menos que destacar el tiempo de demora que permitió que permitió que Díaz Bessone muriera impune", expresó la abogada querellante Gabriela Durruty, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas. Por su parte, Nadia Schujman, de HIJOS, también subrayó la demora en confirmar las condenas, pero indicó: "Para nosotros es importantísimo porque el año que viene vamos a alegar en Feced 3 y no es lo mismo la solidez y la contundencia que nos brinda que estén probado en Casación que los hechos se dieron de la manera que se establece y la participación de muchos de los imputados en los grupos represivos, porque en la causa en curso hay dos imputados nuevos".

Las causas Feced 1 y 2 juzgaron las privaciones ilegítimas de la libertad, tormentos y homicidios, entre otros crímenes, cometidos en el centro clandestino de detención Servicio de Informaciones, donde se estima que pasaron unos 2000 cautivos. La división de las causas tiene que ver con los tiempos de investigación de cada hecho y las responsabilidades de los imputados, lo que provocó las elevaciones parciales de lo que se podía juzgar.

Las confirmaciones de las condenas son -para Durruty-, "un claro ejemplo del respeto irrestricto por el derecho de defensa en juicio y de las demoras inexcusables del Poder Judicial. A pesar de ello el trabajo sostenido por sobrevivientes y organismos de derechos humanos tuvo su recompensa. Las condenas se confirmaron. Es un día de alegría, momentos intensos vuelven a hacerse presentes: el abrazo compañero, el trabajo hasta altas horas con colegas, los nervios, el peso de la responsabilidad y la alegría de ser parte de una lucha señera en el mundo. Vale brindar por la memoria, la verdad y la justicia y prepararnos para lo que vendrá. Vaya un abrazo interminable a las inmensas compañeras que nos enseñaron a no bajar los brazos. Que encabezaron las primeras denuncias y no cejaron en su lucha. Fue Justicia".

Otra de las abogadas querellantes, Jessica Pellegrini, resaltó: "Esperamos mucho tiempo esta sentencia. Trabajamos duro para alcanzarla. Pedimos más, como nos enseñaron quienes representamos, pero obtuvimos un verdadero triunfo colectivo. Todas las sentencias son una fiesta, una celebración. Vamos por más con la convicción de estar en el camino correcto, el de aquella generación que luchó por sus sueños, que pensó un mundo mejor e intentó construirlo".

La confirmación de las sentencias lleva las firmas de Alejandro Slokar, Angela Ledesma y Carlos Alberto Mahiques.

Conocida como causa Feced, la primera llevó el nombre de su máximo acusado, Díaz Bessone. El 26 de marzo de 2012, el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Rosario condenó a prisión perpetua al ex jefe del II Cuerpo de Ejército Ramón Díaz Bessone y al ex comisario José Rubén Lo Fiego. Los ex policías Mario Marcote, Ramón Vergara y Carlos Scorteccini fueron sentenciados a cumplir 25, 12 y 10 años de prisión, respectivamente. Chomicky fue absuelto. En esa causa se investigaron crímenes de lesa humanidad cometidos contra 93 personas. En tanto, la conocida como Feced 2 llevó el nombre de Lucio Nast.

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ