Victoria Donda, diputada de Red x Argentina
“Cuatro años más de Macri serían terribles”

Tras la ruptura con Libre del Sur, la diputada Victoria Donda arranca el año electoral con su nuevo espacio político, Somos, y una premisa central: “Contribuir a conformar un frente de unidad amplio como alternativa a Cambiemos, porque cuatro años más de Macri serían terribles para la Argentina”. Igual que sus socios parlamentarios –Felipe Solá y el Movimiento Evita–, Donda sostiene que la unidad antimacrista incluya al kirchnerismo y todos los que estén “en contra de un modelo económico que nos llevó derechito a la entrega del futuro a cien años con el Fondo Monetario Internacional”. “Somos es un espacio político que aspira a interpretar y representar a los nuevos movimientos sociales como el feminismo y el ecologismo en ese espacio unitario”, dijo Donda a PáginaI12.

–¿Hay vacaciones en un año electoral?

–Hay un momento para estar más en familia y disfrutar algunas cosas que durante el año no se pueden. Pero en un año electoral es difícil y son los primeros pasos de nuestro nuevo partido, Somos, en un verano intenso. Este fin de semana arrancamos en Mar del Plata una recorrida por todo el país.

–¿Pesa la ruptura con Libres del Sur?

–No, pienso que Somos puede generar nuevas cosas, que está abierto y que ha empezado a recorrer un rumbo propio. Del pasado quedará acumulado lo bueno y las cosas que uno tendrá que repensar y replantear desde otro lugar y darle para adelante.

–¿Cuál es el rumbo de Somos?

–Ser un espacio político latinoamericano, feminista, popular, democrático, que apueste desde la organización política por interpretar los nuevos movimientos sociales desde otro lugar. Ser capaces de tener un diálogo con esos movimientos que interpretan nuevas objetividades: el feminismo, el ecologismo. Creo que hoy eso es fundamental y es un desafío para los partidos. ¿Cuál es el camino?: hoy el mayor desafió es contribuir a un frente de unidad que genere las condiciones para que en octubre haya una alternativa a Cambiemos en el país. Cuatro años mas de Macri serían terribles para la Argentina.

–Ese objetivo del frente de unidad antimacrista ¿tiene algún límite?

–El límite tiene que ser oponernos a un modelo económico que nos llevó derechito a la entrega del futuro, de acá a cien años, con el FMI. Me parece que hay que hacerlo en diversidad, con generosidad, amplitud y nos tenemos que poner de acuerdo con el Estado que queremos tener, que sea al servicio de la sociedad y no una cáscara vacía que permita que se lleven toda la plata para afuera sino que esté para defender a la gente. Si tenemos ese Estado, después discutimos. Nosotros queremos representar una parte de esa diversidad y por eso no limitamos. Hoy hay una fuerte disputa, no sé si de izquierda y derecha, sino de muerte y de vida. Elegimos los modelos de vida, que tienen que ver con el trabajo, la educación y esa nueva sensibilidad que construye pensamiento político, que los jóvenes se hacen cargo cuando salen a la calle a discutir por la legalización del aborto, para que no se talen los árboles y defender el mundo del futuro. Eso es lo que queremos interpretar y representar en ese espacio unitario.

–Armaron un interbloque con ex diputados massistas y el Evita, que proponen un frente amplio que también incluya al kirchnerismo ¿Coinciden?

–Si, coincidimos. Tenemos que estar todos y todas los que pensamos que el Estado debe estar al servicio de la gente. Que los proyectos que se deben presentar no son para bajar la imputabilidad de los menores, sino para bajar la inflación, el desempleo, la pobreza en un país donde se cierran escuelas y se quiere meter a pibes presos.

–¿Qué tan optimistas son con este frente?

–Si no lo hacemos este año estamos condenados a otros cuatro años de gobierno macrista, eso sería terrible. En estos últimos tres años se destruyó hasta aquellas cosas de las que fui y sigo siendo crítica, como la política de minería: en el kirchnerismo había retenciones que eran a declaración jurada del tres por ciento y hoy ni siquiera hay retenciones, por dar un solo ejemplo. Si bien fui crítica al kirchnerismo, en estos casi 12 años como diputada no hubo una sola ley que haya impulsado el kirchnerismo para recuperar los activos del Estado que yo no haya votado y eso lo reivindico. Y hoy muchos de esos activos se están liquidando, Aerolíneas Argentinas es un ejemplo. 

–¿Cómo se debería resolver las candidaturas de ese espacio tan amplio?

–Las PASO son una buena herramienta para poder definir las candidaturas. Aspiramos a tener una alternativa de futuro que pueda reunir a la mayor cantidad de hombres y mujeres que piensen en el mismo sentido, en los intereses de la sociedad. Tenemos las herramientas electorales adecuadas para resolver quien es el mejor hombre o la mejor mujer que nos represente para enfrentar al macrismo en octubre.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ