La luz tras la tormenta

Tras el fuerte temporal que afectó a Rosario y distintas localidades del sur provincial, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) informó ayer al mediodía que las zonas de la periferia rosarina estaban "con servicio normal" y sumaron personal a las tareas de reparación de red aérea para responder a los trabajos puntuales en baja tensión en Rosario, ya que la red de distribución registró una cantidad considerable de descargas atmosféricas.

"Debido a la intensa caída de agua (74 milímetros) durante la madrugada se registraron siete desperfectos por subestaciones inundadas, tres de las mismas ubicadas en el centro de la ciudad", explicó la empresa en un comunicado.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ