Masiva marcha de las organizaciones sociales en la ciudad
"Unidos, no nos van a parar"
Destacaron que se está viviendo "una grave situación social y laboral que debe ser afrontada por políticas públicas para el sector más afectado". Reclamaron actualizar los montos de los programas de empleo, entre otros puntos.
"Macri: trabajo sí, hambre no", decía la bandera que encabezaba una de las columnas."Macri: trabajo sí, hambre no", decía la bandera que encabezaba una de las columnas."Macri: trabajo sí, hambre no", decía la bandera que encabezaba una de las columnas."Macri: trabajo sí, hambre no", decía la bandera que encabezaba una de las columnas."Macri: trabajo sí, hambre no", decía la bandera que encabezaba una de las columnas.
"Macri: trabajo sí, hambre no", decía la bandera que encabezaba una de las columnas. 
Imagen: Andres Macera

En el marco de una jornada nacional de protesta convocada por los movimientos populares, una multitud marchó ayer por las calles céntricas para exigirle al gobierno nacional una paritaria social que contemple los aumentos de la canasta básica de alimentos y de las tarifas. A través de un documento que se leyó en el acto realizado frente a la delegación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, destacaron que se está viviendo "una grave situación social y laboral que debe ser afrontada por políticas públicas para el sector más afectado". Las organizaciones reclamaron actualizar los montos de los programas de empleo e implementar medidas excepcionales para beneficiarios de prestaciones sociales. "No sé mucho de política, pero en cada barrio hay una realidad y los compañeros se están muriendo de hambre, este gobierno de Macri nos está matando día tras día", dijo el referente de Barrios de Pie, Juan Carlos Odi.

"Macri: trabajo sí, hambre no", decía la bandera que encabezaba una de las columnas que movilizó por el centro que convocaron organizaciones sociales, entre otras la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie, el Movimiento de  Trabajadores Excluidos (MTE) y la Federación de Organizaciones en Lucha (FOL). También Acompañaron ATE Rosario y los sindicatos de Aceiteros y Cadetes.

La marcha finalizó frente a la delegación local del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, ubicada en España al 500. "Es una cáscara vacía que no tiene funcionando ningún programa", resumió Eduardo Delmonte, de la CCC, para definir a la oficina gubernamental. El dirigente social le pidió a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, que "se haga cargo de la pobreza que su gobierno ha generado", y le reclamó a la CGT un "urgente paro nacional".

"Estamos acá ejerciendo el único derecho que nos dejó el gobierno de Macri, el derecho a la protesta por las políticas nefastas que llevan adelante, nos hambrean todo el tiempo. Un gobierno que nos mintió y gobierna solamente para 300 familias. Estamos acá, unidos, organizados, y así tenemos que seguir, por los trabajadores, por los formales e informales, por los más humildes", dijo Alejandra Fedele del Movimiento Evita.

En las pausas entre los discursos, los manifestantes cantaban consignas contra Macri. "Sabemos cómo es el hambre, sabemos contener a nuestros compañeros que la están pasando mal y le venimos a decir a este gobierno basta, porque los pibes quieren comer, educarse, los más grandes queremos volver a tener trabajo", señaló Mónica Crespo, referente del MTE. "Unidos y organizados no nos van a parar porque las calles son nuestras", agregó la dirigente social.

En el documento que leyeron durante el acto, los movimientos populares plantearon que "la inflación que viven los sectores más pobres y humildes significa más hambre y pobreza porque miles de familias no pueden acceder a comer todos los días. Reclamamos una respuesta del Estado para paliar la crítica situación que se vive en los barrios populares en un año que no promete mejoras". En otra parte del documento, exigieron kits escolares y elementos de estudio para que no avance la deserción en las escuelas de niños y niñas adolescentes de los barrios populares.

Además, pidieron por la urgente aprobación de las leyes para el sector: Emergencia Alimentaria y en Adicciones, Agricultura Familiar, e Infraestructura Social, y poner en agenda legislativa la ley de Emergencia en Violencia de Género y la implementación del presupuesto para la ley de urbanización de barrios populares aprobada el año pasado. También hubo reclamos al gobierno provincial y municipal para que den respuestas rápidas a la Emergencia Social y Alimentaria.

"Estas son las causas con las cuales nosotros nos sentimos parte de la lucha contra este modelo que hambrea a lo largo y a lo ancho de nuestro país a nuestro pueblo. Hoy, luchamos fuertemente en la calle para dar vuelta este rumbo económico que ataca a los sectores más necesitados, para cambiar la matriz económica distribuyendo ya la riqueza", dijo el titular de ATE Rosario, Raúl Daz, quien invitó a sumarse al paro nacional de estatales del próximo 26 de febrero y a la Marcha contra los Tarifazos al Monumento que se realizará al día siguiente.

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ