Cordera pidió una probation
Charlas sí, juicio no

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 7 definirá si acepta o no la probation solicitada por el excantante de Bersuit Vergarabat Gustavo Cordera en la causa que se lo acusa de “incitación a la violencia colectiva” por haber dicho que hay mujeres que “necesitan ser violadas para tener sexo”. Una de las organizaciones de víctimas de violencia y abuso sexual que integra la querella se opuso al pedido del cantante y pidió la elevación a juicio oral. “Una probation ni siquiera es reconocida como una condena. Es necesaria una condena por más mínima que sea, para que las personas damnificadas pasemos de víctimas a damnificadas”, pidieron desde la ONG y denunciaron la falta de perspectiva de género de la Fiscalía.

“Cometí un error y necesito repararlo”, pidió el cantante en la audiencia donde se declaró arrepentido. Cordera ofreció dar dos recitales acústicos a beneficio de las organizaciones que integran la querella, además de charlas sobre lo que supuestamente aprendió sobre violencia de género. “Este episodio me dio la posibilidad de escuchar a las mujeres y estuve aprendiendo muchísimo en este tiempo. Me he interiorizado mucho y mis hijas me han enseñado a deconstruir una cultura que traigo como hombre. Este episodio me dio la posibilidad de escucharlas”, indicó el músico.

Las declaraciones del cantante se dieron en el marco de una charla organizada por la escuela de periodismo TEA Arte, en agosto de 2016, donde Cordera acudió como invitado. Frente a estudiantes de periodismo dijo: “Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas, psicológicamente lo necesitan porque tienen culpa y porque no quieren tener sexo libremente”. Un alumno grabó la declaración con su celular y la difundió a través de las redes sociales. Esto derivó en la denuncia.

Desde la Red Viva alegaron que en este caso “no sirve, no es aplicable” la probation ya que equivaldría a decir que “no es tan grave lo que dijiste, entonces vamos a darte una pena menor”. “Esa es la lectura que hace él, su abogado y la sociedad: ‘no es tan grave, he sido políticamente incorrecto, pero tampoco he dañado tanto’”, explicó Sara Barni, presidenta esta asociación que defiende a víctimas de violencia y abuso sexual y forma parte de la querella.

Según Barni, el problema es la falta de perspectiva de género en la Justicia y la naturalización de la violencia simbólica hacia las mujeres. “El Ministerio Público Fiscal al no tener perspectiva de género no ve dónde está el delito, no logra detectarlo, está tan naturalizado ese discurso que desde ese lugar hay hasta incluso una empatía hacia el violento”, indicó.

Desde la ONG explicaron que las declaraciones de Cordera dan por sentado el uso de la violencia “para obtener placer” y pone a todas las mujeres en un lugar de vulnerabilidad por lo que el daño por los dichos se hace extensivo a todas las mujeres de la sociedad. “Lo que ha hecho es emitir un discurso que afirma que la mujer necesita el uso de la violencia también en la vivencia de su sexualidad lo cual es absolutamente falso y perjudicial”, agregó Barni.

En su alegato, la titular de la Red Viva pedirá que la Justicia condene al cantante para que de esta forma los violentos reconozcan las consecuencias de sus actos. “La sentencia viene a poner orden, a decirnos que vamos a ser reconocidas a través de esa pena y a hacer una contraposición entre lo que es la pena y lo que es la reparación, que no tenemos porqué elegir entre una y otra”, explicó.

Cordera ya había solicitado la probation el año pasado para evitar ir a juicio oral, pero Canicoba Corral lo rechazó en noviembre del año pasado.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ