Raúl Reynoso, magistrado federal de Orán, pasará 13 años en prisión
Un ex juez condenado por coimear con narcos
Reynoso fue hallado culpable de cobrar sumas fabulosas, propiedades o vehículos a narcos que mandaba detener para luego cobrarles su libertad.
Oscar Reynoso fue considerado líder de una asociación ilícita.Oscar Reynoso fue considerado líder de una asociación ilícita.Oscar Reynoso fue considerado líder de una asociación ilícita.Oscar Reynoso fue considerado líder de una asociación ilícita.Oscar Reynoso fue considerado líder de una asociación ilícita.
Oscar Reynoso fue considerado líder de una asociación ilícita. 
Imagen: Gentileza El Tribuno de Salta

El exjuez federal de Orán, Raúl Reynoso, fue condenado por el Tribunal Oral Federal 1 de Salta a 13 años de prisión efectiva por favorecer a narcotraficantes a través de resoluciones judiciales. Además de la prisión efectiva, los jueces Federico Díaz, Carlos Jiménez Montilla y Gabriel Eduardo Casas, que consideraron a Reynoso como “autor del delito de concusión en siete hechos, en concurso ideal con la autoría del delito de prevaricato en seis hechos”, ordenaron la inhabilitación especial para ejercer el cargo de magistrado judicial por el término de 35 años y la inhabilitación absoluta por igual término que el de la condena a prisión. Los magistrados, además, impusieron al ex juez federal de Orán una multa de 90 mil pesos y condenaron a prisión al abogado Ramón Valor por una pena de 4 años y a la abogada María Elena Esper por una de 10 años y 6 meses. Los fundamentos de la sentencia serán dados a conocer el 24 de mayo.

El fallo se dio a conocer este lunes, pasadas las 23.15, tras 12 horas de exposición por parte de Reynoso, quien reiteró que la acusación se basó “en rumores y murmullos” y pidió que si “no hay certeza absoluta, por favor no nos condenen”. Durante el largo cierre de sus alegatos, que habían comenzado el 25 de febrero, el imputado aseguró que no se lograron encontrar las propiedades muebles, inmuebles y el dinero que habría recibido por favorecer a narcotraficantes con resoluciones judiciales.

Reynoso insistió con su inocencia y habló de una campaña mediática en su contra que habría servido como “factor de presión” para los jueces. 

El ex magistrado también consideró su acusación como una trama para lograr su destitución y contó que el 19 de marzo pasado denunció al fiscal federal general Carlos Amad por prevaricato, por falta de análisis a los elementos de prueba y por “omitir valorar pruebas sustanciales en todas las causas de este juicio”.

Al juicio, que comenzó el 4 de septiembre de 2017 y contó con la declaración de 180 testigos, también llegaron como acusados los abogados María Elena Esper, Ramón Valor, Arsenio Eladio Gaona y René Gómez, el jefe de despacho del juzgado Miguel Ángel Saavedra, el ordenanza César Aparicio y su hermana Rosalía Aparicio.

En el fallo de este lunes, los miembros del Tribunal Oral Federal 1 de Salta condenaron a María Elena Esper a la pena de 10 años y 6 meses de prisión efectiva, a la inhabilitación especial para ejercer la profesión de abogado por el término de 10 años y a la inhabilitación absoluta por igual tiempo que la condena a prisión, por considerarla partícipe necesaria en la comisión del delito de concusión, en cinco hechos, en concurso real. 

Ramón Valor también fue condenado por ser partícipe necesario del delito de concusión en un hecho. Recibió la pena de 4 años de prisión efectiva,  inhabilitación especial para ejercer la profesión de abogado e inhabilitación absoluta por igual término que el de la condena.

René Gómez, Miguel Ángel Saavedra, César Aparicio y su hermana Rosalía Aparicio fueron absueltos por el principio de duda, mientras que el abogado Arsenio Eladio Gaona aún permanece prófugo. 

Por otro lado, los jueces resolvieron no hacer lugar a la revocación de excarcelación de Valor “por considerar que no existe peligro de fuga atento a su situación de arraigo” mientras que revocaron la excarcelación de Esper para constituirla en prisión preventiva domiciliaria con la colocación de una pulsera electrónica por “la gravedad de la pena y la frecuencia de sus viajes al exterior”.

La etapa de alegatos comenzó en diciembre de 2018, cuando el fiscal federal Carlos Amad pidió 25 años de prisión para Reynoso como “autor penalmente responsable de los delitos de asociación ilícita en carácter de jefe u organizador, en concurso real con concusión (exigir el pago de una contribución) y este último en concurso ideal con prevaricato”.

Amad también había solicitado 20 años de prisión para Esper, 18 para Gómez y Gaona, 14 para Valor y Saavedra, 10 para César Aparicio y 2 para Rosalía Aparicio. El querellante Carlos Garmendia, en tanto, había solicitado que Reynoso sea castigado con 18 años de prisión. 

Reynoso había llegado al juicio procesado por asociación ilícita, concusión y prevaricato por el juez federal 1 de Salta, Julio Bavio. En 2015, el ex magistrado fue citado por Bavio a indagatoria pero no se presentó. A través de un fax, Reynoso no solo explicó su ausencia sino que, además, recusó a Bavio y al fiscal federal Eduardo Villalba por la “enemistad manifiesta” que Bavio supuestamente mantiene en su contra. Según aseguró entonces, ambos participaban en un torneo de fútbol, en un mismo equipo, en el que “jugaban más Uds., pues yo era el ‘convidado de piedra’, siempre en el Banco de Suplentes, salvo que le faltaran jugadores”.

Según consideró entonces Bavio, la organización que favorecía a narcotraficantes fue montada, coordinada y encabezada por el ex magistrado y funcionó en la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, provincia de Salta, al menos desde el 19 de marzo de 2010.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ