Retroceso de la producción industrial del 8,5 por ciento

El derrumbe que el Gobierno no ve

El Gobierno celebró que la caída del índice de producción industrial del Indec fue inferior en febrero que en enero: 8,5 contra 10,9 por ciento.
Prácticamente no hubo rubro manufacturero que quedara al margen del desplome.Prácticamente no hubo rubro manufacturero que quedara al margen del desplome.Prácticamente no hubo rubro manufacturero que quedara al margen del desplome.Prácticamente no hubo rubro manufacturero que quedara al margen del desplome.Prácticamente no hubo rubro manufacturero que quedara al margen del desplome.
Prácticamente no hubo rubro manufacturero que quedara al margen del desplome. 

La producción industrial registró un retroceso de 8,5 por ciento en febrero respecto de igual mes de 2018. En lo que va del año, la caída fue de 9,7 por ciento. Entre los economistas del Gobierno habían asegurado que el retroceso de la industria en febrero, al ser menor al 10,9 por ciento anotado de enero, marcaba una señal de recuperación en el sector. Pero la devaluación de marzo junto a la nueva aceleración de precios provocó nuevas tensiones en la rama manufacturera. El mes pasado, por ejemplo, volvió a derrumbarse la rama automotriz. Se registró la peor performance en 14 años producto de la caída de exportaciones y de las ventas al mercado interno.

 En el informe del Indec se registraron pérdidas en casi todos los sectores manufactureros. Los que producen para abastecer el consumo local fueron algunas de las ramas más perjudicadas. Se destacó la pérdida del rubro de productos textiles, con una baja de 9,0 por ciento en febrero respecto de igual mes del año pasado. En este rubro se subrayaron las pérdidas de 6,8 por ciento de hilados de algodón. Por su parte, prendas de vestir, cuero y calzado finalizó con un retroceso de 5,3 por ciento.

 La rama de refinación de petróleo fue otra con importantes bajas. Computó un retroceso de 8,5 por ciento. Se observó una pérdida de 4,5 por ciento en el bloque de nafta y de 10,1 por ciento en gasoil. La pérdida de capacidad de compra de la población generó una menor demanda de combustible tanto en vehículos para uso personal (restricción presupuestaria de los individuos) como para logística (menor volumen de mercadería transportada).  

 En lo que refiere al sector de sustancias químicas, se observó un retroceso de 2 por ciento. Se destaca en esta rama la disminución del 15,8 por ciento en productos químicos básicos y del 10,3 por ciento de detergentes y jabones. Caucho y plástico, por su parte, registró una merma de 5,4 por ciento. En la rama de minerales no metálicos la caída fue de 4,3 por ciento. El rubro de vidrios marcó una contracción de 13,6 por ciento, en tanto que productos de arcilla y cerámica no refractaria se contrajo 22,1 por ciento. La construcción es uno de los sectores más afectados por la crisis económica y provoca una fuerte caída en la demanda de estos insumos. La industria de metálicas básicas, mientras tanto, computó una baja de 34 por ciento. En esta rama, se destacaron las pérdidas del 50,6 por ciento de siderúrgica, 5,5 por ciento de aluminio y 3,6 por ciento de fundición de metales. En productos de metal, por su parte, se observó una contracción de 2,1 por ciento. 

 El sector de maquinaria y equipo, que se vincula al nivel de inversión de las firmas, anotó una contracción de 31,6 por ciento. En este punto, se registró que maquinaria agropecuaria cayó 59,5 por ciento y aparatos de uso doméstico 28,8 por ciento. A su vez, el rubro de otros equipos cayó 27 por ciento, el destacarse la baja del 7,9 por ciento de equipos y aparatos eléctricos.

 La industria automotriz, que tiene un peso relevante en todo el sector manufacturero, anotó una contracción del 11,3 por ciento, al bajar un 13,3 por ciento vehículos automotores, 31,2 por ciento carrocerías y 4,6 por ciento autopartes. El bloque automotor siguió profundizando su caída en marzo. En tanto, dentro del bloque de otro equipo de transporte, que registró una caída de 41,8 por ciento en febrero, sobresalió el desplome de motocicletas (-69,4 por ciento). En el rubro alimentos, por su parte, cayó un 0,1 por ciento y el de muebles lo hizo al 0,3 por ciento. En contraste, hubo un alza de 9,5 por ciento en tabaco.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ