En 23 sectores, sobre 24, cayó la producción con respecto a 2015
En la industria no se salvó casi nadie
Un estudio de la Fundación Protejer expuso que sólo el sector Metales, por los tubos con destino a Vaca Muerta, quedó al margen de la caída.
Desde 2015 la política de Cambiemos destruyó uno de cada 10 empleos de la manufactura de todo el país.Desde 2015 la política de Cambiemos destruyó uno de cada 10 empleos de la manufactura de todo el país.Desde 2015 la política de Cambiemos destruyó uno de cada 10 empleos de la manufactura de todo el país.Desde 2015 la política de Cambiemos destruyó uno de cada 10 empleos de la manufactura de todo el país.Desde 2015 la política de Cambiemos destruyó uno de cada 10 empleos de la manufactura de todo el país.
Desde 2015 la política de Cambiemos destruyó uno de cada 10 empleos de la manufactura de todo el país. 
Imagen: NA

Todos los actores económicos que se dedican a la producción de bienes sufrieron un retroceso a lo largo del gobierno de Mauricio Macri. Con la única excepción de los tubos de acero con destino a Vaca Muerta, 23 sectores industriales acumulan desde 2016 fuertes retrocesos en su valor agregado, según las cifras oficiales. En el tope de los que perdieron está el rubro de maquinaria de oficina, con una baja acumulada del 45 por ciento, seguido por equipos de transporte y del bloque textil. El deterioro se refleja a las claras en la destrucción de 123 mil puestos de trabajo industriales registrados. En apenas tres años, la política económica de Cambiemos destruyó uno de cada 10 empleos de la manufactura de todo el país. Se espera que la tendencia recesiva no cambie a lo largo del 2019.

Según un relevamiento del equipo de economistas de la Fundación Protejer, liderado por Ariel Schale, de los 24 sectores en los que el Indec subdivide a la actividad industrial, 23 acumulan caídas en su valor agregado industrial frente a 2015. El valor agregado equivale al PBI industrial y se compone de la producción medida en cantidades descontados los insumos utilizados. Es un cálculo de la evolución de la riqueza industrial. 

Un pronosticador totalmente certero le podría haber dicho a finales de 2015 a los empresarios industriales y a los trabajadores manufactureros que al cabo de tres años bajo la administración de Macri cada uno de ellos tendría un 95,8 por ciento de posibilidades de estar peor (salvo el empresario que invirtió en la bicicleta financiera y justo a tiempo cambió su patrimonio a dólares). El que apostó a la producción, perdió.

La única excepción es metales comunes, que muestra una mejora acumulada del 10,1 por ciento gracias a la venta de tubos. Según la Cámara del Acero, la producción de laminados terminados en caliente no planos, que incluye los tubos sin costura que fabrica Techint para la producción petrolera, fue de 2 millones de millones de toneladas en 2015 y 2,5 millones en 2018 (una suba del 25 por ciento). Si se incluyen los laminados planos (que bajaron por la crisis de la industria automotriz y línea blanca), la mejora se reduce al 4 por ciento. En hierro primario, hay una caída del 5,4 por ciento y en acero crudo, un alza del 2,7 por ciento. Es el único sector con un tinte positivo en términos de producción pero la rebaja de subsidios para la explotación gasífera en Vaca Muerta abrió un fuerte enfrentamiento con Techint y establece un horizonte incierto para este año.

 En la otra punta, el sector más desfavorecido es maquinaria de oficina, que a raíz de la desaparición de la producción nacional de notebooks y tablets acumula desde 2015 una caída del 45 por ciento. Le siguen el sector de equipos de transporte, con una merma del 29,1 por ciento, que incluye la fabricación de embarcaciones, aeronaves, bicicletas y motocicletas. El tercer rubro más perjudicado es indumentaria (-27,4), seguido de textil (-25,3) y cuero y calzado (-20,4 por ciento). El sector textil acumula una destrucción de 18 mil puestos de trabajo formales y se estima que otros 20 mil informales, mientras que en el gremio de calzado calculan la merma de empleo en 9 mil puestos y en marroquinería, de 3500 puestos.

 Completan el grupo de sectores que cayó dos dígitos el tabaco (-19,9 por ciento), caucho y plástico (-19,3), otra maquinaria eléctrica (-19,1), muebles y otras industrias (-18,5) e instrumentos médicos (-17 por ciento).  Un rubro industrial muy fuerte como maquinarias y equipos acumula en tres años una caída del 7,4 por ciento, mientras que la actividad química, una merma del 6,8 por ciento. En la fabricación de papel, la baja es del 5,5 y en vehículos, del 5,2 por ciento. En tanto, la producción de vehículos tiene una merma del 5,2; alimentos, 4,9 y madera, 4,4 por ciento.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ