El próximo jueves se estrena Avengers: Endgame
Una guía para esperar a los superhéroes
Los seis Avengers originales están “disminuidos” por el final de Infinity War. Especulaciones sobre lo que podría pasarles en esta aventura final.
Thor (Chris Hemsworth) en Avengers, una de las sagas más ambiciosas de la industria cinematográfica.Thor (Chris Hemsworth) en Avengers, una de las sagas más ambiciosas de la industria cinematográfica.Thor (Chris Hemsworth) en Avengers, una de las sagas más ambiciosas de la industria cinematográfica.Thor (Chris Hemsworth) en Avengers, una de las sagas más ambiciosas de la industria cinematográfica.Thor (Chris Hemsworth) en Avengers, una de las sagas más ambiciosas de la industria cinematográfica.
Thor (Chris Hemsworth) en Avengers, una de las sagas más ambiciosas de la industria cinematográfica. 

Un fanático de los comics cree en cualquier cosa menos en la muerte de sus héroes. Sea en Súperman, los X-Men o Dragon Ball, los universos narrativos tienen sus propios mecanismos para devolver al ruedo a sus mejores exponentes y sus antagonistas recurrentes. Habrá que tener eso en mente el jueves, cuando se estrene Avengers: Endgame, el film de tres horas que funcionará como continuación y complemento de Avengers: Infinity War. En la última entrega cayeron héroes como arena entre los dedos y eso disparó mil preguntas e inquietudes entre los seguidores del universo cinematográfico de Marvel (MCU, en su sigla original). Esas dudas que se pueden resumir en tres preguntas: ¿Quiénes quedaron vivos? ¿Quiénes seguirán vivos al terminar Avengers: Endgame? ¿Cómo derrotarán a Thanos y vengarán a los caídos? Y a esas preguntas, spoilers, teorías a cuál más delirante. Youtubers y bloggers analizan fotograma por fotograma cada trailer del film por venir. Probablemente en vano: si algo supo hacer la franquicia en estos once años fue anticipar todo sin revelar nada y a la vez plantar pistas falsas y escenas que luego no llegaban a la pantalla grande, sólo para despitar a los ansiosos.

 Aun sabiendo esto, es imposible no caer en la tentación de lucubrar qué sucederá con los personajes al terminar Endgame. Un ejercicio futil, quizás, pero lleno de un goce lúdico que es también una de las formas de amor al cine y a la historieta. A continuación una pequeña guía para saber dónde están parados los héroes y que cada lector le dé forma a uno de los 14.000 y pico de futuros que atisbó el Dr. Strange.

¿Quiénes quedan?

  La base del nuevo film son los seis Avengers originales: Capitán América, Iron Man, Thor, Hulk, Hawkeye y Viuda Negra. Están vivos, así como la mayoría de sus adláteres: Warmachine, Valkiria, Pepper Pots. De los Guardianes de la Galaxia, esos Breakfast club de esta generación (ya se sabe: “todos somos Groot”), sólo quedan Rocket Racoon –que hizo buenas migas con el Dios del Trueno– y Nebula, hija adoptiva del villano. De los héroes que se incorporaron últimamente siguen en pie Ant-man y Capitana Marvel. También quedaron boyando la capitana de la guardia de Pantera Negra y Wong, compinche del Hechicero Supremo.

  Casi todos ellos tienen alguna variedad de stress postraumático, fruto de la batalla contra el genocida cósmico y el polvoriento final de sus amigos y aliados. Además, claro, de una buena cuota de culpa del sobreviviente. De hecho, esto es lo único seguro que anticipan los trailers: los grandes héroes de Marvel están pachuchos por el final de Infinity War. El cómo elijan lidiar con esto será fundamental para el de­sarrollo de la película y de la (re)construcción del MCU por venir. El dato adicional aquí es que desde Marvel Studios juran y requete juran que los trailers sólo tienen imágenes de los primeros diez minutos de las más de tres horas que dura Endgame. Un juramento difícil de creer, considerando lo avanzada que se intuye la trama cuando todos caminan lentamente en un hangar con trajes blancos o cuando ya están arriba de la nave de los Guardianes listos a viajar al espacio.

¿Quiénes seguirán vivos?

  Esta pregunta anticipa la próxima. Para muchos, el cierre de esta etapa del universo cinematográfico sólo puede concretarse con la muerte de todos o la mayoría de los superhéroes originales de la saga. Es decir, los seis Avengers originales. En este rinconcito hay más plata puesta en un retiro con la satisfacción del deber cumplido que en la muerte per se: Tony Stark viene posponiendo una vida familiar tranquila hace años, Thor tiende a reaparecer en las historietas de los modos más inverosímiles, Hawkeye tiene una heredera por entrenar para el portal digital Disney+ (que aún no se lanza al público). 

En cuanto a Viuda Negra, hay una película agendada. Para la mayoría, no hay dudas de que será una precuela. ¿Pero tiene sentido una precuela con la protagonista ya muerta? ¿Tiene sentido una precuela en el esquema general de la saga, mientras la productora buscar construir hacia adelante la fase cuatro del MCU? Así que en tren de especulaciones sin sustento, ¿por qué no ilusionarse con una continuación en la que Natasha Romanova puede explorar su irresuelta relación con el Dr. Banner? A Hulk nunca le fue bien en películas individuales, pero funcionó como contraparte del hijo de Odín. 

¿Por qué no también de Scarlett Johansson?

  Otros personajes con nuevas producciones en camino son Black Panther y Spider-Man. Ambos convertidos en polvo por Thanos. Es de esperar que Endgame sea una nueva vuelta de página para los dos. Otro tanto debería suceder con los Guardianes. Los atorrantes y descastados del universo, esos que se bancan aunque roben baterías de energía que no necesitan, pueden ser cualquiera. Puede haber reemplazos, claro, pero es difícil imaginar a Rocket sin Groot (¡ay, Groot!) y una misión extravagante sin la conducción errática de Starlord, la literalidad cuadrada de Drax o el aplomo fingido de Gamora. Además, Disney confirmó que regresa tras la cámara James Gunn, el director que mejor entendió a los personajes que le tocaron en suerte en el universo marvelita.

¿Cómo derrotarán a Thanos?

  Este apartado podría llamarse “Teorías hasta en la sopa (hablemos sin saber)”. Es que si algo ama el fan de cualquier cosa es tejer sus propias ideas del camino que deberían tomar sus personajes favoritos con lo que efectivamente sucederá. A veces, la cosa se pone muy pintoresca.

  La teoría más popular para “explicar” cómo los héroes que quedan vencerán a Thanos es la de viajes en el tiempo. Para muchos, la clave está en Ant-Man y sus vueltas al perro por el reino cuántico, que permitiría viajar al pasado o visitar dimensiones paralelas. Si los héroes usarán eso para hacerse con las gemas del infinito antes que Thanos o para traer de vuelta aliados que ayuden a derrotarlo es materia de debate. El cómo se concretaría también. Un “Guantelete del infinito” alternativo construido por Stark es una apuesta recurrente. Otros sugieren que quizás le darán a Thanos piedras falsas. ¿Y si lo derrotan por la fuerza en sus propios términos? ¿Lo encerrarán en el reino cuántico, donde las piedras del infinito parecen no tener poder? ¿Y qué pasa con los finales alternativos a la confrontación con Thanos que “vio” Dr. Strange? El soberbio Hechicero Supremo ya no está vivo para dar detalles al respecto. ¿Quizás su compañero Wong pueda aportar alguna pista?

  Las redes sociales ofrecen otra docena de posibles soluciones al dilema. Una, por ejemplo, afirma que Endgame sería una continuación narrativa de Thor: Ragnarok. Sus cultores sostienen que en la mitología el ragnarok es un ciclo de muerte y resurrección y que los dioses caen para resurgir. En el MCU cayó Asgard y casi todos sus habitantes, pero Thor sigue en pie. Faltaría su caída para completar (y recrear) el ciclo. Lo que no explica esta hipótesis es cómo juega esto con el resto de la galaxia ni qué implicaría para Thanos. Tampoco nadie en Marvel sugirió ni de cerca ese vínculo entre ambas películas.

Una teoría relacionada con esta última especula con que Loki sigue vivo. No sólo porque hay nuevas apariciones programadas del personaje en el futuro, sino porque el dios de los engaños es famoso por fingir su muerte. Cómo podría ayudar el hermano de Thor a zanjar la cuestión es otro misterio a resolver recién el 25 de abril.

  Una última opción, la única que negaron de plano desde Marvel Studios, es que Ant-man se volvería tan pequeño como para introducirse en los orificios más íntimos de Thanos y luego se hincharía para hacerlo explotar desde adentro. Una teoría un poco escatológica y nada plausible, pero divertida de poner por escrito.

Sin spoilers

Las principales fuentes de spoilers a veces son las más ridículas: flamantes stickers para redes sociales, catálogos de jugueterías. Se sabe que esta clase de películas demanda una producción enorme y aunque dentro de los estudios cinematográficos los secretos puedan guardarse durante algunos meses, incluso engañando a los actores. Por ejemplo, es bien sabido que Tom Holland, quien encarna a Spidey, es un estómago resfriado y le niegan hasta la información más básica al momento de filmar para que luego no se le escape nada. Pero hay una fuerza más poderosa que los superhéroes y los ejecutivos de cualquier estudio cinematográfico: el merchandising y los gerentes de marketing.

  No es la primera vez que una línea de action figures revela las armas de un villano o la aparición de tal o cual personaje. Aquí no habrá detalles de lo que esos catálogos ya sugieren o permiten intuir. Y tampoco habrá lucubraciones en torno a los stickers para redes sociales que ya circulan con viejos y nuevos personajes. Estas líneas sólo ofrecerán una certeza: el jueves 25 de abril termina una de las sagas más ambiciosas del cine. Para cuando hayan pasado esas tres horas de película y se asiente el polvo habrá una cosa en pie: una nueva saga.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ