El dirigente convocó la Gobierno a "tomar medidas excepcionales"

Sergio Massa: "El país le exige al Presidente que convoque a Cristina Kirchner"

"Hay que tomar 𝗺𝗲𝗱𝗶𝗱𝗮𝘀 𝗲𝘅𝗰𝗲𝗽𝗰𝗶𝗼𝗻𝗮𝗹𝗲𝘀. Mauricio Macri debe convocar a Cristina Fernández de Kirchner, como líder de la oposición con mayor representación parlamentaria, y pactar cómo termina este mandato sin más daños para la Argentina", reclamó Segio Massa.

El líder del Frente Renovador y precandidato de Alternativa Federal, Sergio Massa, propuso que el presidente Mauricio Macri haga una convocatoria a toda la oposición para salir de la crisis, y fue enfático en que en ese encuentro no debe estar ausente Cristina Kirchner. Incluso, luego lo reiteró en un tuit en el que resaltó el rol de la ex presidenta “como líder de la oposición con mayor representación parlamentaria”. “Si yo fuera presidente lo haría”, insistió. El objetivo de la presentación –una conferencia de prensa con estética de acto político– fue mostrar una imagen presidenciable, orientada a buscar consensos entre todos los sectores y, finalmente, ganar iniciativa en un proceso electoral que todavía tiene muchas cuestiones por definir.   

“Si fuera el Presidente, llamaría a toda la oposición” para “dejar de lado las peleas, sentarse en una mesa” y “transitar los próximos días previos a las elecciones con tranquilidad y certidumbre”. “Este no es un momento para miserias, para mezquindades o para batallas, el Gobierno necesita parar la pelota y tomar medidas extraordinarias en un momento que, claramente, es excepcional”, sostuvo el precandidato. Massa habló en sus oficinas sobre avenida Del Libertador, en donde reveló que envió una carta personal a cada dirigente para promover este encuentro que imagina multisectorial, con la participación de los gobernadores, la CGT y de los obispos, por ejemplo, entre otros actores sociales. 

“No podemos especular. La Argentina no se merece que se siga con la pelea de la grieta, con ese negocio que ha hundido al país y que nos lleva a un lugar de fracaso”, agregó. Durante su exposición, Massa le pidió al resto de los dirigentes abandonar “vanidades, peleas, confrontaciones y odio” porque la actualidad los “obliga a ser generosos”. “También le digo a la ex presidenta, como responsable del bloque mayoritario de la oposición, que si hay una convocatoria del Gobierno, todos tenemos que ir a sentarnos a esa mesa para pelear por la Patria”, resaltó.

Massa también buscó ser enfático al calificar al gobierno de Macri como un “fracaso”, en el que la gente se levanta a la mañana y no sabe qué cotización tendrá el dólar y en el que la administración de Cambiemos ni siquiera puede garantizar una lista de productos esenciales en las góndolas. El líder del Frente Renovador consideró que esta situación se expresa en los resultados que viene obteniendo los candidatos macristas en las provincias. “Muestra una profunda desilusión de la gente”, imaginó.

Llamó la atención el acento que puso en que la convocatoria debe incluir a la ex presidenta, algo que marca una diferencia entre Massa y el resto de Alternativa Federal, donde buscan tomar toda la distancia posible con el kirchnerismo. “El país le exige al Presidente que convoque a Cristina Fernández de Kirchner”, expresaba el pie de una foto de Massa subida a las redes sociales. 

Obviamente, algunas de las preguntas de la conferencia de prensa giraron en torno a la posibilidad de algún acuerdo entre Massa y la ex presidenta. “Hace nueve años que no hablo con ella”, respondió el precandidato de Alternativa Federal. Pero agregó que eso no impedía que, por ejemplo, los equipos técnicos de uno y otro se reunieran a discutir propuestas para salir de la crisis. “La grieta fue un negocio que le sirvió al kirchnerismo y al Gobierno, pero destruyó la Argentina”, sostuvo Massa, cuidadoso de mantener su lugar. De la conferencia participaron diputados, legisladores provinciales y referentes de su armado como Diego Bossio y Aldo Pignanelli, entre otros. 

La posición le sirvió después al ex ministro Roberto Lavagna  –convertido por estos días en el principal adversario interno de Massa– para mostrarse irónico respecto a la propuesta. “Pensar que quienes forman parte de la grieta están dispuestos a desarmarla, es un poco difícil”, respondió Lavagna cuando lo consultaron al ingresar a un encuentro en un local partidario con el senador Miguel Angel Pichetto.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ