Sergio Maldonado declara por las escuchas de las que fue víctima
Las pruebas del espionaje
Los documentos incorporados en la causa muestran la coordinación del Gobierno y agentes chilenos para espiar el entorno de Maldonado.
Sergio Maldonado, hermano de Santiago.Sergio Maldonado, hermano de Santiago.Sergio Maldonado, hermano de Santiago.Sergio Maldonado, hermano de Santiago.Sergio Maldonado, hermano de Santiago.
Sergio Maldonado, hermano de Santiago. 
Imagen: Sandra Cartasso

--"Mi comandante, se autorizó el tema nuestro, en cualquier momento empieza a reportar el celular de Maldonado imei y todo", dijo el jefe de Inteligencia de los Carabineros, desde Chile.

--"Impresionante", le contestó el director de Inteligencia Criminal de Gendarmería, desde Argentina. 

Parecía exagerar Facundo Jones Huala cuando decía que su detención se produjo luego del encuentro entre Mauricio Macri y Michelle Bachelet. Sin embargo, ahora hay pruebas de que el gobierno de Cambiemos desplegó su propia coordinación represiva con Chile, tal como lo demuestran los documentos aportados recientemente en la causa por el espionaje ilegal del que fue víctima Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido durante la represión en territorio mapuche recuperado de Cushamen, el 1 de agosto de 2017, y que apareció muerto en el río Chubut dos meses y medio más tarde. El expediente que tramita en la justicia federal porteña --que ya cuenta con pruebas sobre los seguimientos y escuchas que Gendarmería hizo mientras la familia Maldonado buscaba a Santiago-- ahora recibió conversaciones de inteligencia de carabineros chilenos que participaron de la Operación Huracán para inculpar a mapuches de ambos lados de la cordillera en tráfico de armas, en la cual también estuvieron involucrados agentes argentinos que espiaron a los Maldonado y al entorno del "Brujo" Santiago con el objetivo de vincularlos al terrorismo de la fantasmal RAM. Estos diálogos, publicados por Página12, ponen en evidencia cómo agentes de ambos países creyeron tener la herramienta perfecta para el espionaje. "Es el Plan Cóndor de Macri", definió la abogada Sonia Ivanoff consultada por este diario. En esa causa declara hoy como testigo Sergio Maldonado, en una audiencia que también tendría la presencia de altos mandos de Gendarmería y del ministerio de Seguridad.

La Operación Huracán resultó en Chile un escándalo porque quedó demostrado que las acusaciones contra los mapuche fueron un montaje, y le costaron el cargo al director general de Carabineros, Bruno Villalobos. Según los chats contenidos en los artículos periodísticos que aportaron al juez Rafecas Matías Aufieri y Alejandrina Barry (CeproDH), Villalobos selló un acuerdo con Gendarmería argentina para desplegar espionaje a ambos lados de la cordillera. Los argentinos estaban impresionados por el software "Antorcha", y sin sospechar que era un fraude lo utilizaron incluso para rastrear el paradero de Maldonado. En Chile ya quedó demostrado que estos chats son conversaciones verdaderas, y no falsas como las que hicieron estallar al Huracán. En tanto, en Comodoro Py se pusieron en marcha para verificar si es posible incorporarlos como prueba. "Estamos relevando en todos los celulares peritados a ver si surge lo que sostiene esa versión que viene de una fuente periodística de Chile, eventualmente pedimos esas conversaciones y podrían ser citados los funcionarios mencionados en ellas", explicó a Página12 una fuente judicial. 

En septiembre de 2017, apenas finalizada la Operación Huracán la policía filtró a diario El Mercurio diálogos falsos entre comuneros mapuche que apuntaban que recibirían armamento desde Argentina. Tres días después el entonces subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, viajó a Buenos Aires para reunirse con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. Los fiscales y los policías chilenos y argentinos cruzaron investigaciones, indagaron un supuesto tráfico de armas a través de la cordillera con conexiones de organizaciones mapuche de La Araucanía y Biobío con las de Chubut y Río Negro. Una ensalada que mezcló subversión, narcotráfico y conflicto social. La información periodística, que la justicia federal busca confirmar, da cuenta de que Carabineros colaboró con Gendarmería, aunque esa cooperación lejos de apuntar a esclarecer el caso Maldonado lo habría enturbiado para criminalizar todo el entorno del tatuador anarquista, y encubrir a los gendarmes que saben exactamente qué le sucedió.

 

Esquirlas del Huracán en la Patagonia

* El fiscal chileno Sergio Moya le escribió al mayor Patricio Marín Lazo el 30 de noviembre: "Hablé con el fiscal argentino, viene antes del 20 de diciembre. Está en baires reuniéndose con la ministra ulrich (Bullrich)".

* Villalobos sella en 2017 la colaboración de la UIOE (Unidad de Inteligencia Operativa Especializada de Carabineros de La Araucanía) con Gendarmería argentina. Si bien Carabineros colaboró en 2012 buscando a los dos prófugos chilenos del crimen del policía José Aigo en Junín de los Andes, la desaparición de Maldonado y la intensidad del conflicto mapuche reaviva esa estrecha relación. Para la "Operación Andes", que suponía tráfico de armas, esa alianza con la policía argentina es esencial.

* Entre el 14 y el 16 de agosto de 2017 se realizó en Temuco una cumbre de Inteligencia de Carabineros y de Gendarmería, en representación de los argentinos el comandante mayor Jorge Antonio Domínguez (director de Inteligencia criminal) y el comandante Rafael Antonio Benz (jefe del Centro de Análisis de Inteligencia Criminal). Por Chile participa el mayor Marín Lazo, jefe de Inteligencia de Carabineros, preso por la Operación Huracán. La minuta de esa reunión detalla los temas acordados: "Mantener coordinación continua y permanente respecto al conflicto étnico mapuche y subversivo: intercambio de blancos de investigaciones, de sujetos con órdenes pendientes en ambos países. Inteligencia de Gendarmería Argentina concurrió a solicitar asesoría sobre la violencia rural, conflicto mapuche y subversivo, para utilizar nuestra experiencia como herramienta en el tratamiento étnico de su país de forma permanente en el tiempo. Se comprometieron a entregar la ubicación geográfica de los pasos no habilitados, utilizados para el tránsito clandestino principalmente de prófugos de la justicia; coordinación de información relativa a la futura venida de la máxima autoridad de la Iglesia Católica Jorge Bergoglio (Papa Francisco) y la reunión G 20".

* El 14 de agosto se inician las reuniones, en medio de una emergencia para los agentes argentinos: la desaparición dos semanas antes de Maldonado tras el desalojo de un predio ocupado por comunidades mapuche de Chubut. En esa investigación participa desde un principio la UIOE de Carabineros. Antes de llegar a Chile el comandante Domínguez, convencido de que el programa "Antorcha" (interceptación de conversaciones de Whatsapp y Telegram) funciona, le pide ayuda a la UIOE. El oficial de Gendarmería le escribe el 12 de agosto, vía Whatsapp, a Marín Lazo solicitándole información sobre la cuenta de Facebook del hermano de Santiago Maldonado (Germán) y sobre una cédula chilena, perteneciente a Nicasio Luna, que apareció en el allanamiento al predio desde donde desapareció el joven.

* El 15 de agosto Domínguez y Marín Lazo intercambian información sobre Luna, un cantautor chileno de Aysén y una de las últimas personas que estuvo con Maldonado antes de su desaparición. Ese día el mayor Marín luce ante los argentinos las supuestas herramientas informáticas de Antorcha, que le habrían permitido detectar que alguien abrió la cuenta de Facebook de Santiago Maldonado y además las coordenadas desde donde se hizo esa conexión. Los argentinos no se dan cuenta del engaño:

Patricio Marín: maldonado.9. Se conectó hace dos horas desde ese lugar.

Comandante Domínguez: Impresionante.

Patricio Marín: Necesitamos la wifi de esa plaza.

Los policías de la UIOE le decían a los argentinos algo absolutamente falso: que si obtenían la red wifi desde la que se había hecho esa conexión, eran capaces de infiltrar las conversaciones privadas de esas cuentas. Diez días después, Marín le informa a Domínguez que "se autorizó el tema nuestro (interceptar los chats del celular de Maldonado) así que en cualquier momento empieza a reportar el celular de Maldonado imeil".

"¡Impresionante!", le contesta el argentino. 

* Además del celular de Santiago Maldonado, la UIOE le informa a los gendarmes que también ha logrado interceptar el celular de su hermano, Germán. El 3 de septiembre Marín le envía a Domínguez supuestos chats de Germán Maldonado: "Germán Maldonado, muchas gracias al país por apoyar pacíficamente en distintas ciudades el reclamo de aparición con vida de mi hermano. En Plaza de Mayo se vivió un día histórico. Toda la jornada transcurrió con amor y compromiso. Estábamos emocionados y orgullosos".

* El 21 de octubre Marín recibe por Whatsapp una supuesta conversación entre Santiago Maldonado y el cantautor Nicasio Luna. El diálogo habría sido captado el 30 de julio, dos días antes de que desapareciera el joven argentino. Nada relevante se lee en esos chats: "Frío", "sed", "yo =".

En los archivos de la UIOE aparecen documentos de la inteligencia argentina sobre los cruces fronterizos de Santiago Maldonado a Chile y a Uruguay. La misma información se repite sobre integrantes de su familia. Y es exactamente lo que Gendarmería volcó en el expediente principal del caso Maldonado.

Más allá de "Antorcha"

La colaboración entre los carabineros y los gendarmes no se limita a los chats captados por "Antorcha" ni a la participación de policías chilenos en la indagatoria sobre Santiago Maldonado: incluye documentos sobre pasos migratorios no habilitados; cruces de chilenos por la cordillera; nombres de argentinos y europeos vinculados a la causa mapuche; datos de las vinculaciones entre la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) y la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). Y también información de sus principales líderes, como Héctor Llaitul y Facundo Jonas Huala. Los intercambios de información incluyen datos migratorios, financieros y familiares de 24 personas -entre ciudadanos chilenos, argentinos, mexicanos e italianos-, los que según la policía estarían relacionados con la causa mapuche.

* El 23 de diciembre de 2017 ambas policías comparten un documento con coordenadas de distintos lugares de las provincias argentinas de Río Negro y Bariloche. En esos lugares se requiere la captura de redes wifi para que la UIOE pueda utilizar sus "herramientas de espionaje".

* Meses antes un documento elaborado por la inteligencia argentina une cabos para explicar la relación existente entre la RAM trasandina y la CAM chilena. Ese archivo fue compartido con Carabineros, al igual que los informes de la empresa Voyager Labs, que se especializa en periciar cuentas de Facebook, que analizó las redes sociales de las familias de Santiago Maldonado y de Facundo Jonas Huala.

* El 13 de enero de 2017 un oficial argentino le envía un audio al mayor Patricio Marín sobre la inminente detención de Facundo Jones Huala.

* Agentes de inteligencia de ambas policías se visitan durante todo 2017. El 7 de septiembre aterriza en Temuco el comandante de Gendarmería Rafael Antonio Benz, quien se queda en la zona 22 días, por lo que sigue en forma directa el hito de mayor éxito de la Operación Huracán: la detención de ocho comuneros mapuche el 23 de septiembre. Benz regresaría a la misma zona menos de un mes más tarde, hasta que el 23 de octubre llega a Chile el director nacional de Gendarmería Argentina, Gerardo José Otero. Un mes después fue el turno de los chilenos: el 23 de noviembre el mayor Marín está instalado en Buenos Aires.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ