El acusado por el doble homicidio de Congreso llegó al país desde Uruguay
La pieza clave de un crimen aún inexplicable
Juan José Navarro Cádiz, el joven de 25 años señalado como el presunto tirador, llegó anoche a Ezeiza. Detuvieron a su suegro, el séptimo detenido en el caso.
La Justicia uruguaya extraditó a Juan José Navarro Cádiz, clave en el tiroteo de Congreso.La Justicia uruguaya extraditó a Juan José Navarro Cádiz, clave en el tiroteo de Congreso.La Justicia uruguaya extraditó a Juan José Navarro Cádiz, clave en el tiroteo de Congreso.La Justicia uruguaya extraditó a Juan José Navarro Cádiz, clave en el tiroteo de Congreso.La Justicia uruguaya extraditó a Juan José Navarro Cádiz, clave en el tiroteo de Congreso.
La Justicia uruguaya extraditó a Juan José Navarro Cádiz, clave en el tiroteo de Congreso. 
Imagen: N.A,

La Policía Federal arrestó a otra persona por el doble crimen del diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón. Con la nueva detención, de Castro Iglezias Montoya, de 58 años y nacionalidad brasileña, ya son siete los imputados en la causa. El hombre, detenido por orden del juez porteño Mariano Iturralde y acusado de “encubrimiento”, es el suegro de Juan José Navarro Cádiz, el joven de 25 años señalado como el presunto tirador, que fue apresado en Uruguay un día después de que se produjera el ataque en las inmediaciones del Congreso Nacional. Por la tarde, se cumplió el trámite de extradición y llegó al país desde la ciudad uruguaya de Paysandú Navarro Cádiz –en cuyo departamento se encontró el arma homicida– quien deberá declarar como acusado por el doble asesinato.

“Riki” o “Brasilero” son los alias del séptimo imputado, integrante de la misma familia de la comunidad gitana que el resto de los detenidos en la investigación del doble homicidios. El hombre fue arrestado el jueves por la noche, en la zona de Congreso, por detectives de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA).

De acuerdo a fuentes judiciales, el detenido fue mencionado por otro de los imputados, Juan Jesús Fernández, dueño del Volkswagen Vento usado en el ataque. Fernández, en su segunda declaración del martes, precisó que en la recorrida que el grupo hizo la madrugada del 9 de mayo para ir a buscar dinero y comprar más alcohol, el que estaba detrás de él era “El Brasilero”, que manejaba un Volkswagen Passat gris, y a quien identificó como un primo de otro de los detenidos, Luis Cano, de 65 años, alias “Canaco”. Ese día, Iglezias Montoya habría estado bebiendo junto a Fernández y a los otros imputados, en las horas previas a los 13 disparos que terminaron con la vida de Yadón, quien murió en el lugar del ataque, y de Olivares, que falleció luego de permanecer tres días internado en grave estado. 

Durante la detención, a Montoya se le secuestró el Passat gris, dominio DFV-757, que será peritado en las próximas horas. Al mismo tiempo, informaron que el detenido no está relacionado con el auto blanco que pasó por el costado del Vento y que fue captado por la cámara de seguridad y mencionado al día siguiente del ataque por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich como una pista. 

Según confirmó a este diario Ramiro Rúa, el abogado defensor de Estefanía Fernández Cano, su padre Juan Jesús Fernández y Rafael Cano Carmona, el nuevo detenido fue mencionado por Fernández porque los acompañó esa noche de borrachera que terminó, según él, en un “ataque al voleo” en el que sus clientes no tuvieron nada que ver. 

Si bien el argumento de “ataque al voleo” puede ser una estrategia legal, hasta el momento los investigadores no han encontrado un móvil. La desorganizada acción, registrada en la cámara de vigilancia que permitió identificar a quienes estuvieron en el lugar del hecho en pocas horas, hace cada vez más lejanas las hipótesis que manejó la ministra Bullrich, quien habló de “sicarios”, “mafia” y “crimen organizado”. “Esto es una mafia. No tengo duda. Sabemos dónde se reunieron, dónde lo planificaron. Hay mafias políticas y de otro tipo. Esto es una mafia como la mafia china que está golpeándonos”, afirmó la funcionaria horas después de que los dos hombres fueran acribillados.

La causa, que está en manos del juez Iturralde y la fiscal Estela Andrades, del Juzgado en lo Criminal y Correccional 16, tenía hasta la aprehensión de Iglezias Montoya seis detenidos: Fernández, Juan José Navarro Cádiz, Estefanía Fernández Cano, Luis Cano, Rafael Cano Carmona y Miguel Navarro Fernández.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ