Rossi avala el silencio de Perotti
La prioridad es ganar juntos la gobernación
El jefe de la bancada kirchnerista afirmó que "respetan" la decisión del senador nacional de enfocarse en la provincia.
Rossi fue el artífice del acuerdo de unidad en Santa Fe.Rossi fue el artífice del acuerdo de unidad en Santa Fe.Rossi fue el artífice del acuerdo de unidad en Santa Fe.Rossi fue el artífice del acuerdo de unidad en Santa Fe.Rossi fue el artífice del acuerdo de unidad en Santa Fe.
Rossi fue el artífice del acuerdo de unidad en Santa Fe. 
Imagen: Noticias Argentinas

Omar Perotti pretende que nada ni nadie lo corra de su principal objetivo: ser el futuro gobernador de Santa Fe. Ni siquiera el bombazo de sábado, el anuncio de la fórmula presidencial Alberto Fernández-Cristina Fernández, el cambió el parecer. Soltó declaraciones de rigor, bregó por una amplia unidad del peronismo a través de una PASO y siguió concentrado en las recorridas por la Bota. Lo saben sus laderos kirchneristas y, al menos por lo que el diputado nacional Agustín Rossi, no les preocupa. "Omar no se va a involucrar en la elección nacional hasta que termine la provincial, no creo que haya definiciones, está enfocado en una mirada muy provincial y lo respetamos", remarcó el ex ministro de Defensa.

La confirmación de que Alberto será el candidato a presidente de Unidad Ciudadana le allanó el camino a los gobernadores que le reclamaban a la ex presidenta un gesto para ampliar fronteras. Acto seguido, tras el posteo del sábado, fueron varios los mandatarios peronistas que celebraron la decisión y cerraron filas. Apenas distantes fueron el entrerriano Gustavo Bordet y el sanjuanino Sergio Uñac, pero el resto se plegó sin dudarlo. Salvo, claro, los dos que integran Alternativa Federal, Juan Schiaretti y Juan Manuel Urtubey. La tan mentada tercera vía en la que pretende colarse el socialismo. La movida de Cristina sucumbió en el PJ y todas las miradas se posaron, por estos lares, en el rafaelino Perotti.

Al lado del senador nacional le contaron a Rosario/12 que la premisa del candidato, con respecto al escenario nacional, es la conformación de un gran frente que dirima sus diferencias, si es la que tiene, dentro de una interna. No va a decir mucho más que eso de acá al 16 de junio. Distinto es el caso de su compañera de fórmula Alejandra Rodenas, quien celebró el anuncio y dijo: "El camino de la unidad sigue en marcha y es con todos y todas. Cada gesto, cada palabra y el compromiso con las necesidades de nuestro Pueblo, nos conduce hacia la búsqueda de esa Argentina justa e igualitaria con la que siempre soñamos". También se subió al carro la derrotada en la PASO peronista, María Eugenia Bielsa, que tuiteó: "La decisión de Alberto Fernández y Cristina Fernández interpreta adecuadamente la expectativa de muchos argentinos y argentinas: nos convoca a un espacio de consensos amplios, donde sean protagonistas las diferentes expresiones de la sociedad".

--¿Espera que Perotti replique su apoyo a la fórmula?, le preguntó Rosario/12 a Rossi.

--Omar no se va a involucrar en la elección nacional hasta que termine la provincial, no creo que haya definiciones, está enfocado en una mirada muy provincial y lo respetamos. No podría hablar por Perotti, pero no creo que modifique su posición.

Rossi mantiene sus expectativas de conformar una "unidad opositora amplia". Bajado por determinación propia de la carrera por la presidencia, Rossi fue un hombre clave para el acuerdo entre Perotti y Cristina. Hoy, a tres meses de aquel entendimiento, el ex ministro saluda la "muy buena convivencia" que impera en Santa Fe entre el perottismo y el kirchnerismo. "Nuestros compañeros se sintieron muy cómodos, estamos conformes, los votos de Unidad Ciudadana acompañaron mayoritariamente a Perotti, lo que demuestra que fue acertada la decisión", añadió.

Con un socialismo aliado de los peronistas federales, ¿qué tan amplia debe ser la unidad de la oposición? ¿Se ven los peronistas de Santa Fe compartiendo un frente con los progresistas? Rossi, en ese sentido, es cauto y hasta escéptico con el futuro del Partido Socialista, y dice: "Habrá que ver dónde queda el socialismo".

"Estamos en una disputa muy fuerte en la provincia y me es muy difícil disociar los planos, hay una serie de declaraciones muy descalificatorias sobre todo de nuestro espacio político que hace muy difícil proyectar una mirada nacional. Por ahora son nuestros competidores, a los cuales queremos ganarles para iniciar una nueva etapa en la provincia y en la ciudad de Rosario", explicó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ