Al menos 11 personas fueron asesinadas en Pará
Tiroteo en un bar de la Amazonia

Al menos once personas fueron asesinadas ayer en manos de siete tiradores en un bar en Belén, capital del estado brasileño de Pará. Aunque oficialmente las autoridades no informaron sobre los posibles motivos del crimen, una fuente policial, que pidió anonimato, explicó que investigaba la posibilidad de que se tratase de una disputa entre facciones criminales por el control del tráfico de drogas en la región.

Según la Policía Militarizada, siete hombres armados y encapuchados habrían llegado al establecimiento en tres vehículos y una moto y abrieron fuego contra las víctimas, cuyas identidades aún no fueron divulgadas. Entre los muertos, figuran cinco hombres y seis mujeres, entre las que estaría la dueña del bar que fue blanco del ataque. 

Testigos que estaban en el local a la hora del ataque declararon a los medios locales que los siete hombres efectuaron múltiples disparos, sobre todo en la cabeza de las víctimas. Algunos de los clientes que se encontraban en el bar lograron esconderse, por lo que no fueron alcanzados por los balazos, pero aún así fueron atendidos por las ambulancias que se trasladaron al local de los hechos. 

El estado de Pará, ubicado en la Amazonía, es conocido por sus altos índices de violencia, que se han incrementado. Por un lado, porque se ha transformado en un enclave importante para el narcotráfico. Por el otro, porque es el estado donde históricamente ha habido más asesinatos por año de campesinos sin tierra. En 1999 fueron asesinados 19 campesinos a manos de la policía, en lo que se llamó la masacre de Eldorado de los Carajás. Durante la campaña hacia la presidencia, Jair Bolsonaro elogió a esos policías. Violencias como la de en Belén se han agravado desde la llegada del ultraderechista a la presidencia del país. Solo este fin de semana hubo dos tiroteos con múltiples víctimas. El otro fue en el estado de Bahía (noreste), que resultó como cinco muertos.  

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ