Las asignaciones suben 10,74 por ciento
Un aumento que no se sentirá en el bolsillo
El ajuste está previsto por la ley de movilidad previsional, pero como el gobierno otorgó en marzo un suba de 46 por ciento a cuenta de futuros aumentos ahora no habrá variación en el ingreso.

La Anses confirmó ayer el aumento de 10,74 por ciento para titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH), conforme a lo previsto por la ley de movilidad previsional. El porcentaje estaba contemplado en el ajuste de 46 por ciento que aplicó el Gobierno por decreto en clave electoral a estos beneficiarios en marzo, a cuenta de futuros aumentos, elevando el monto a 2652 pesos y fijándolo hasta febrero del año próximo. La suba aplicada en marzo tomó en cuenta los cuatro ajustes trimestrales del año –marzo, junio, septiembre y diciembre—y en caso de que haya una diferencia respecto del porcentaje total, la Anses debería hacerse cargo de pagar el saldo. Por lo tanto, el ajuste actual no se sentirá en el bolsillo

El martes de esta semana el Gobierno oficializó la suba de 10,74 por ciento en las jubilaciones que r1egirá a partir de este 1 de abril, de acuerdo con lo previsto por la Ley de Movilidad, llevando el haber mínimo a 11.528 pesos. El cálculo, modificado en diciembre de 2017, se basa en un 70 por ciento en las variaciones del Índice de Precios al Consumidor y en un 30 por ciento por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

Pero el resultado de la movilidad también se aplica a titulares de la Asignación Universal por Hijo para Protección Social y de la Asignación por Embarazo para Protección Social. En estos últimos dos casos los aumentos ya fueron aplicados en marzo pasado para todo el ejercicio 2019. Tras la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso, el Gobierno oficializó un aumento extraordinario en la AUH del 46 por ciento a cuenta de las actualizaciones contempladas por la ley de movilidad para todo el año.

Como resultado, el monto de la AUH y de la Asignación por Embarazo subió de 1816 a 2652 pesos. La Asignación por hijo con discapacidad se ubicó en 8642 pesos. El objetivo oficial fue contener la presión social luego de un 2018 donde los salarios, jubilaciones y planes sociales perdieron contra una inflación de 47,6 por ciento en 2018 y que supera el 57 por ciento este año.

El 46 por ciento adelantado contiene el 11,8 por ciento estipulado originalmente para marzo, el 10,74 estimado para junio y dos subas adicionales, del 9,6 y del 7,5 por ciento para septiembre y diciembre respectivamente. Como el incremento es a cuenta de lo previsto por ley, si las subas que surgen de la movilidad resultan mayores, la Anses saldaría la diferencia a fin de año.

Al comparar los pagos fijos de 2652 pesos adelantados respecto de los que vayan surgiendo trimestralmente de la movilidad, se ve en los primeros tres meses del año una diferencia de 624 pesos a favor de los titulares de AUH, que luego se reduce a 190 en los siguientes hasta ser cero en el último trimestre, según un informe realizado por el Centro de Economía Política Argentina. La suma de las diferencias representará 3661 pesos que recibirán más los beneficiarios por adelantarse las cuotas. Sin embargo, si se toma en cuenta la inflación del período y la aceleración estimada para este año, el poder adquisitivo de la AUH en 2019 habrá caído 1,6 puntos en promedio respecto de la capacidad de compra del año pasado. Esto se debe a que la inflación es mayor a la del año pasado y a que, frente a la aceleración de precios internos en la segunda mitad de 2018, el Gobierno dispuso el pago de bonos en septiembre y diciembre por un total de 2700 pesos.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ