Cinco Veces Ni Una Menos
La Calle Cinco fotógrafas que marcharon este 3 de junio como cada vez desde 2015 cuentan desde las imágenes que capturaron quiénes estuvieron en la calle, la temperatura de la movilización, la determinación de seguir demandando, el dolor de saber que si existe Ni Una Menos es porque hay cuerpos que nos faltan, historias de vida amputadas por la violencia machista. Y le ponen unas pocas palabras a su elección porque aquí es la mirada la que cuenta.

Lucía Prieto: El Ni Una Menos por abortos clandestinos es el grito de una marea que se enciende en las calles y es la potencia socorrista de mujeres que se organizan para ayudar a todes quienes las buscan. Hace años que acompañan, hacen lugar y abrazan. Peluca fucsia, puño al cielo y Aborto Legal en cualquier lugar (Socorristas en Red en la Columna de Ni Una Menos).

 

 

M.A.F.I.A: Besos potentes no binaries irrumpen desde las vidrieras, bordean las calles y suman exigencias a la quinta marcha NUM. Juntes, abrazades, enlazades en esta lucha furiosa y firme por hacer caer el sistema heteropatriarcal que nos sigue matando. 

 

 

Jose Nico: No hay feminismo sin las travas adentro. Somos miles, somos ritmo y potencia, marchamos, cantamos porque sabemos que juntxs vamos a destruir este sistema heteropatriarcal. 

 

 

Xime Talento: En los cuerpos se reescribe el grito común Ni una Menos, vivas y libres nos queremos!

 

 

M.A.F.I.A.: Todes juntes; mujeres, lesbianas, travas, trans, bisexuales, no binaries, gordes, intersex. Todes; trabajadorxs, desocupades, precariezades. Todes; negras, afroamericanas, indígenas, latinas, migrantes. Todas las identidades vulneradas y también plantadas de pie, en las calles, de frente y exigiendo ¡Ni Una Menos!

 

 

Analía Cid: Asesinada por mujer, por pobre, por villera, por puta: el femicidio de Johana Ramallo condensa todas las violencias contra las que luchamos. ¡Por ella y por todas nuestras muertas seguimos exigiendo justicia y gritando Ni Una Menos!

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ