El presidente de San Lorenzo irá por la Jefatura de gobierno
Quién es Matías Lammens, el candidato del Frente de Todos en la Ciudad
La postulación quedó confirmada con un café con Alberto Fernández. Mariano Recalde será candidato a senador. Todavía quedan por definir el resto de las candidaturas.
Matías Lammens con Alberto Fernández.Matías Lammens con Alberto Fernández.Matías Lammens con Alberto Fernández.Matías Lammens con Alberto Fernández.Matías Lammens con Alberto Fernández.
Matías Lammens con Alberto Fernández. 

Un café con Alberto Fernández –una modalidad que se viene imponiendo–, terminó de confirmar que el presidente del club San Lorenzo, Matías Lammens, será candidato a jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires por el Frente de Todos.

“Hoy desayunamos con Matías. Hubo café, medialunas y el compromiso de ambos de unirnos en el trabajo de hacer una Ciudad y un país mejor”, escribió el candidato a presidente en las redes sociales. También quedó determinado que el legislador Mariano Recalde será el primer candidato a senador mientras que el resto de los casilleros –con algunos nombres dando vueltas– todavía no están confirmados.

Desde hacía tiempo, el PJ porteño venía buscando una figura independiente para encabezar las listas y que le permitiera perforar el techo que le impone el electorado de la Ciudad, refractario a votar al peronismo. Lammens se había mostrado cercano al armado de un frente de unidad unos meses atrás, pero luego también apareció tomando un café con Roberto Lavagna y el gobernador santafesino Miguel Lifschitz. Fue la decisión de Cristina Kirchner de correrse a la vicepresidencia y dejar el primer lugar de la lista a Alberto Fernández lo que terminó de convencer al presidente de San Lorenzo de participar del Frente de Todos.

La idea de Lammens es mostrar apertura hacia el electorado “independiente liberal progresista”, según definen en su entorno, que en 2015 se inclinó hacia Martín Lousteau, quien ahora se presentará como candidato a senador de Cambiemos. Según interpreta Lammens, la incorporación del economista no le sumará votos al oficialismo y servirá para polarizar la elección desde el vamos. Cerca suyo imaginaban que el comicio se iba a nacionalizar y que, más que hablar del Paseo del Bajo, en la campaña se discutiría del índice de desempleo y del crecimiento de la pobreza en la Capital, datos que se vuelven cada vez más palpables y preocupantes para los porteños.

Por ahora, Lammens esperará hasta el sábado a la noche que se terminen de definir el resto de las candidaturas para arrancar con la campaña que imagina “casa por casa”. “Un millón de cafés”, asegura que se piensa tomar para convencer a los porteños de desalojar al macrismo que gobierna la ciudad desde 2007.

Abogado recibido en la UBA, Lammens cursó Ciencias Políticas en Cuba donde conoció a su esposa, la socióloga Mariana Gené. Dueño de una distribuidora de vinos, conoció a Marcelo Tinelli en 2012 a través de un amigo y juntos llegaron a conducción de San Lorenzo en 2013 y renovaron mandato en 2016 por nada menos que el 88,15 por ciento de los votos.

Además de ordenar las cuentas del club y llevarlo a la obtención de la copa Libertadores de América por primera vez en su historia, siempre se preocupó por poner en marcha proyectos de contenido social, algo no muy habitual en un club de fútbol. Por ejemplo, el programa “Conquistando Derechos”, un proyecto que apuntaba a la inclusión de las mil familias que viven en barrios precarios alrededor del Nuevo Gasómetro. Entre otras cosas, buscaba colaborar para que jóvenes y adultos completaran la escuela y se realizaban talleres con problemáticas como maltrato infantil y violencia de género.

Más recientemente, lanzó un programa de transparencia para las cuentas del club y convirtió a San Lorenzo en el primer club argentino en profesionalizar al equipo femenino de fútbol, junto a la contratación de Maca Sánchez, la jugadora referente de la lucha por la igualdad de derechos. Todos gestos que preanunciaban la candidatura que quedó confirmada ayer.

 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ