El dueño de un súper chino, contra la prohibición de abrir los domingos
El descanso dominical llegó a la Corte Suprema
Jinchui Shi llevó a la Corte el recurso para declarar inconstitucional la ordenanza que rige en Arroyito, Córdoba, desde hace quince años.
Los súper chinos no pueden abrir los domingos para garantizar el descanso de los empleados.Los súper chinos no pueden abrir los domingos para garantizar el descanso de los empleados.Los súper chinos no pueden abrir los domingos para garantizar el descanso de los empleados.Los súper chinos no pueden abrir los domingos para garantizar el descanso de los empleados.Los súper chinos no pueden abrir los domingos para garantizar el descanso de los empleados.
Los súper chinos no pueden abrir los domingos para garantizar el descanso de los empleados. 

El dueño de un supermercado chino de Arroyito llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) para que se expida sobre la constitucionalidad de una ordenanza municipal que prohíbe que los supermercados abran los domingos. Mauricio Cravero, intendente de la localidad cordobesa, argumentó que la medida busca proteger el descanso dominical de los trabajadores. El miércoles se realizó la primera audiencia ante la Corte.

Jinchui Shi, un supermercadista de origen chino, interpuso un recurso de inconstitucionalidad contra el Municipio por la ordenanza 1660, titulada “Descanso dominical del trabajador”. El Tribunal Superior de Justicia cordobés falló a favor de Shi, pero el Departamento Ejecutivo Municipal de Arroyito recurrió la decisión y planteó un recurso extraordinario para que la CSJN se expida sobre el tema.

La ordenanza 1660 fue sancionada por el Concejo Deliberante de Arroyito el 26 de agosto del 2014 y prohíbe a los supermercados que tengan una superficie igual o superior a los 100 metros cuadrados que abran los domingos. Inicialmente se había realizado un acuerdo entre el Concejo Deliberante, los dueños de los supermercados, AEC Rosario, autoridades del Centro Comercial y el agregado parroquial, pero lo refrendaron a partir de la llegada de supermercados propiedad de integrantes de la comunidad china.

La ordenanza establece multas progresivas para aquellos supermercados que abran los domingos. La primera falta será penada con 500 unidades de multa --cada unidad de multa equivale a 77 pesos-- y dos días hábiles de clausura; la segunda, 1.000 unidades de multa y cinco días hábiles de clausura; la tercera, 2.000 unidades y 10 días sin poder abrir el comercio.

“Lo que estamos buscando con esta ordenanza es que nuestros vecinos que están trabajando en los supermercados tengan en la jornada del domingo su merecido descanso”, explicó el intendente de Arroyito. Cravero sostuvo que la Municipalidad es la encargada de reglamentar horarios de apertura y cierre de los comercios locales y, además, señaló que la ordenanza es producto de un consenso al que llegaron hace quince años todos los comerciantes de la ciudad. “Nos pusimos de acuerdo todos y eso se cristalizó en una ordenanza”, afirmó.

Gustavo Grancharoff, integrante de la Asociación Bautista Argentina, y Luis Battistelli, secretario general de la Asociación de Empleados de Comercio (AEC) de Rosario, se presentaron como amigos del Tribunal ante la CSJN para apoyar a la Municipalidad. “Creemos que es un problema de nuestra sociedad, en la que a los trabajadores se los viene precarizando y, en este caso específico, el supermercado de Arroyito no presenta nómina de personal: figuran los empleados como concesionarios de venta de fruta y verdura”, argumentaron desde la AEC.

En apoyo de Shi se presentaron el abogado Christian Alberto Cao y representantes del Centro de Estudios en Derecho y Economía de la Facultad de Derecho de la UBA y Centro de Estudios sobre Derecho y Religión (Cedyr). Adrián Maldonado, abogado del Cedyr), aseguró que la ordenanza es discriminatoria porque se basa en preceptos religiosos --en este caso, el descanso dominical-- a los que no adhieren todas las personas.

Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), también opinó en contra de la ordenanza municipal. "Cuando en algunas ciudades se avanzó con este tipo de medidas el impacto negativo fue muy grande. No solo en las ventas de las cadenas, que en promedio cayeron un 15%, sino también en el salario de los trabajadores. Desde febrero de 2007 existe un convenio por el que los empleados de los supermercados cobran el doble por trabajar un domingo", señaló.

La ordenanza 1660 ya había sido declarada inconstitucional por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba en 2017, a partir de un recurso presentado por Li Hua Weng, propietaria del “Supermercado Armonía”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ