La nominación de Carlos de Casas a la CIDH
Un candidato que el Gobierno no baja

La canciller Susana Malcorra afirmó que por ahora no hay ninguna intención del Gobierno de retirar la candidatura del abogado Carlos Horacio de Casas para integrar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), luego de los cuestionamientos por su antecedente como defensor de un represor. Malcorra también contó que se reunió en Bonn, Alemania, con el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, pero no pudo precisar una fecha para la visita del presidente Mauricio Macri a la Casa Blanca, luego de que ayer el mandatario estadounidense Donald Trump lo invitara a Washington durante la breve charla telefónica que mantuvieron.

Sobre la nominación de De Casas, la ministra de Relaciones Exteriores dijo no tener “todos los detalles” del tema pero ratificó: “Hasta ahora no ha llegado a mi ninguna razón para que el candidato no se mantuviera”. “La revisión del caso fue hecha en su momento, por lo tanto Argentina mantiene el candidato”, dijo Malcorra.

En diálogo con Radio Con Vos, Malcorra reconoció haber recibido una carta firmada por más de cien organizaciones vinculadas a la defensa de los derechos humanos que impugnaron la nominación, pero no la consideró suficiente para que se ponga en duda a De Casas como representante argentino en la CIDH. “Le hemos dado curso, pero no tengo ningún elemento para decir que haya de momento un motivo para retirar la candidatura”, insistió.

De Casas fue impugnado por organizaciones como el CELS, la Comisión Provincial por la Memoria, Abuelas de Plaza de Mayo, las CTA (Autónoma y de los Trabajadores) y Memoria Activa, entre otras. “El perfil y el desarrollo profesional del candidato no se vinculan con la defensa y promoción de los derechos humanos sino con el derecho empresarial, penal económico y tributario”, advirtieron en su carta a la canciller y al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.