Siguen las quejas opositoras por el escrutinio de las PASO
Landau: "No queremos que nos instalen un resultado político falso"
El apoderado del Partido Justicialista volvió a cargar contra el sistema que se usará para el recuento provisorio y alertó sobre la posibilidad de que el Gobierno manipule la difusión de los resultados de las elecciones primarias del domingo 11 de agosto. 
"No nos entregan la fórmula que se utilizará en la transmisión de datos", denunció Landau."No nos entregan la fórmula que se utilizará en la transmisión de datos", denunció Landau."No nos entregan la fórmula que se utilizará en la transmisión de datos", denunció Landau."No nos entregan la fórmula que se utilizará en la transmisión de datos", denunció Landau."No nos entregan la fórmula que se utilizará en la transmisión de datos", denunció Landau.
"No nos entregan la fórmula que se utilizará en la transmisión de datos", denunció Landau. 

Crece el malestar en la oposición por el sistema para el escrutinio  provisorio de los votos en las elecciones. El apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau, advirtió sobre la posibilidad de que el Gobierno manipule la difusión de los resultados de los comicios y volvió a cargar contra el sistema que contará los votos. "No queremos que nos instalen la noche del domingo 11 un resultado político falso. Tenemos serias sospechas en ese sentido", dijo esta mañana en Radio Concepto.

Además, el peronista contó que le solicitó al oficialismo la entrega del software que se utilizará en el escrutinio provisorio de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo 11 de agosto, pero denunció que "no quieren entregarlo".  "Nos acusan de querer distorsionar las elecciones pero los que pueden distorsionar los resultados de la elección son ellos, una porquería", contó.

"Por un lado nos acusan de que vamos a hackear la elección y por otro no nos entregan la fórmula que se utilizará en la transmisión de datos. Este es un problema que generó el Gobierno no dándonos participación", señaló el apoderado.

Landau no dejó pasar la oportunidad para reiterar su disconformidad con las modificaciones en los ensayos que se hicieron.  El último fue el sábado pasado, y lo vio "bastante complicado". "Las modificaciones no hay que hacerlas sobre la marcha cuando las cosas no están afiatadas". Y agregó: "No es un juego la transmisión de la voluntad popular. Deben hacerse paulatinamente, nunca sobre la marcha sino ensayando con anterioridad. Pero se ha hecho como la mona, se ha hecho todo de apuro, oscuramente, y los primeros ensayos salieron mal".

Al finalizar, explicó que en el último simulacro hecho sobre un total de 13 mil escuelas, su partido sólo pudo fiscalizar 31, lo que consideró "un universo muy acotado". Y adelantó que van a hacer "algunas presentaciones, sobre las que hemos decidido trabajar. Las hacemos para que se tomen las precauciones debidas y podamos fiscalizar. No tengo nada contra ninguna empresa lo que quiero es que se respete lo que la gente vote, que no me cambien las cosas, que no me perjudiquen". 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ