La reacción de empresarios al resultado electoral de las PASO
Dudas, pedidos y miedos
Tienen temor a un descontrol de las principales variables de la economía. Reclaman que el gobierno asuma el compromiso de convocar a la oposición para evitar mayores costos. 

Los empresarios no tienen dudas de lo que va a pasar en las elecciones generales de octubre, tras la ventaja obtenida de 15 puntos de Alberto Fernández por sobre Mauricio Macri en las primarias. Para los próximos tres meses, esperan que el Gobierno realice una gran convocatoria, tanto a la oposición, como a empresarios y sindicatos, para transmitir tranquilidad de cara a los próximos comicios. Sino lo hace, hablan de "caos" y "tiempos trágicos": con un dólar tan volátil, aumentan instantáneamente los insumos, la logística y las tarifas. En lo que respecta a la futura gestión económica, los pedidos son unánimes: bajar la carga impositiva y mejorar las condiciones de financiamiento con una tasa de interés menor.

José Urtubey, dueño de Celulosa Argentina y miembro de la Unión Industrial Argentina, opina que para las elecciones de octubre no se esperan cambios en los resultados. “La economía es lo que primó en el voto y el Gobierno no tuvo un plan económico que incluyera a todos”, aseguró a PáginaI12. De cara a las generales, el dirigente industrial espera que haya diálogo entre el presidente en ejercicio y el principal candidato opositor. “Tiene que haber una madurez para la transición por parte del Gobierno nacional porque es el que tiene mayores responsabilidades”, resaltó.

Sobre la próxima gestión económica, José Urtubey pidió una reforma impositiva y un mejor financiamiento que incentive el valor agregado. “Hay que cambiar una visión de corte financiero a una de corte desarrollista, para orientar un modelo de desarrollo industrial que incentive el valor agregado”, remarcó. “Si Alberto Fernández es el presidente va a requerir de la participación de todos los sectores, tanto políticos, empresarios y sindicales”, concluyó.

Raúl Hutin, empresario textil, tuvo que parar las operaciones porque los proveedores frenaron las entregas. No compró, no vendió y tampoco remarcó ningún precio: “Si no tenemos el valor del dólar, no tenemos el precio de nada”, afirmó en un clima de alta volatilidad, donde el tipo de cambio trepó de 50 a 60 pesos en pocos minutos. Aunque ya anticipa pérdidas: las ventas las realizará en pesos, pero la compra de insumos será en dólares.

Para que haya previsibilidad en el corto plazo, Hutin pide que el Gobierno convoque a la oposición, y mientras tanto que desde el Frente de Todos presenten al próximo gabinete. “Sabíamos que podía pasar esto por el mal manejo económico que hizo Macri. Hay un equipo que gobierna y tiene que resolver ya, porque sino esta etapa va a ser intransitable”, resaltó.

Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria, también opinó que es difícil que se revierta la situación electoral: “Me impactó la gran diferencia, pero demuestra el hastío de la gente que la pasó mal”. Y adelantó que hasta las elecciones generales habrá un proceso dificultoso. “El Gobierno y la oposición deben tener un acto de grandeza y juntarse para generar confianza hacia el mundo”, opinó. Para eso, Achetoni cree que deberían plantear “con claridad” cuáles van a ser las medidas para reactivar la producción y generar empleo. “Estamos pagando la timba especulativa en la que ganan pocos pero que paga todo el pueblo”, dijo a este diario. Además, resaltó con claridad que a diferencia de otros sectores, los productores no pueden especular con parar una producción porque tienen un cambio de expectativas: “Los ciclos de la ganadería superan a los políticos”.

Sobre los pedidos del campo para la próxima gestión económica, Achetoni dijo que tienen “la intención de colaborar” y que para ello establecieron con la Mesa de Enlace un listado de puntos para trabajar: mantener el Ministerio de Agroindustria, establecer un financiamiento adecuado para invertir y votar la ley de emergencia agropecuaria. “Hay que potenciar las posibilidades de un sector tan potente que trae al país más soluciones que complicaciones”, aseguró. Con respecto a las retenciones, desde la Federación Agraria mantienen el pedido del documento, que es quitarlas, pero en caso de que se mantengan, pedirán que haya un régimen impositivo especial para los pequeños y medianos productores, para que exista un trato igualitario con las medianas escalas.

Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos  definió la situación actual como trágica: “Sin confianza, hay presión sobre el dólar y así es imposible operar, porque no sabés cómo va a ser el precio de compra y venta. Cobramos una factura en pesos de acá a 60 días y todo lo demás está en dólares, desde los insumos, los combustibles de la logística y hasta la factura del gas industrial”. Para que haya certidumbre en el corto plazo, pide que el Gobierno y la oposición se reúnan para consensuar una estrategia de política económica, y que se incluya al sector productivo. “Tiene que estar bien claro qué va a pasar de acá a los próximos tres meses, y que sea un proceso de continuidad, hay que comenzar ahora y no esperar a fin de año”, aseguró.

De cara a la próxima gestión, piden como primer punto un decreto de necesidad y urgencia para frenar los embargos de AFIP y Anses que llevan al cierre de las empresas. Además, bajar la tasa de interés, eliminar impuestos (ya se municipales, provinciales o nacionales) y eliminar las retenciones a las exportaciones. Y agregó: “Hay que sacarle el impuesto a los salarios para reactivar el mercado interno y que haya consumo”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ