Habrá multas de hasta más de 20 mil pesos para quienes incumplan
Prohibieron la exhibición de animales en vidrieras porteñas

Los comercios porteños ya no podrán exhibir animales en vidrieras para evitar generarles situaciones estresantes y no estimular “la compra impulsiva o compulsiva”, estableció una ley sancionada ayer por la Legislatura de la Ciudad. 

La norma dispone también que los locales que tengan animales para comerciar deben exhibirlos “en el interior, debiendo tomar los recaudos necesarios para que estos no fueren directamente visibles desde el exterior y en todos los casos asegurando buenas condiciones de sanidad, alimentación, higiene y ventilación". 

Los comercios tendrán un plazo de 12 meses para adecuarse a la nueva ley. Pasado ese tiempo, los locales que incumplan deberán pagar multas que pueden superar los 20 mil pesos. 

La nueva disposición forma parte de una serie de modificaciones al Código de Habilitaciones y Verificaciones y es el texto de consenso al que el cuerpo legislativo arribó a partir de dos proyectos. La sanción obtuvo el respaldo de 50 legisladores, y registró dos abstenciones.

"Queda prohibida la exhibición de animales en vidrieras, escaparates o lugares que cumplan esta función, ya fuere esta exhibición con fines de compra, venta u ofrecimiento a título gratuito, o de mera publicidad, en forma permanente o temporal y se encontraren estos sueltos, dentro de jaulas, caniles o cualquiera fuera la forma de contención”, indica la ley sancionada en base a un proyecto del legislador Maximiliano Ferraro que recogió, a su vez, una iniciativa del ex legislador Adrián Camps.

De acuerdo con la norma, los locales que vendan animales podrán seguir exhibiéndolos pero en el interior y “asegurando buenas condiciones de sanidad, alimentación, higiene y ventilación”.

En los fundamentos, la iniciativa que alcanzó la sanción detallaba que “las vidrieras son uno de los medios más importantes con los que cuenta un comerciante para generar el deseo de compra en los productos exhibidos". En el caso de los animales, "la compra impulsiva o compulsiva se estimula mediante su exhibición como así también la compra compasiva con la intención de ‘sacarlo de la jaula’ debido a que les apena ver un cachorro encerrado, deseoso de jugar y moverse, necesitado de afecto y cariño".

Habitualmente, “los animales exhibidos en vidrieras sufren de mayor estrés por estar expuestos a interactuar con personas que golpean los cristales, se mueven o les hablan”.

El incumplimiento de la nueva ley acarreará la imposición de multas “de trescientas (300) a mil (1000) unidades fijas y/o decomiso de las cosas y/o clausura del establecimiento”. Actualmente, cada Unidad Fija tiene un valor de 21,40 $, por lo que la contravención podría implicar el pago de entre 6420 y 21400$.

La exhibición de animales en vidrieras está prohibida en al menos tres otros distritos del país a través de distintas normas locales: desde 2016, en Godoy Cruz (Mendoza), mediante la 6588; desde 2017, en Bahía Blanca (ordenanza 6588); y desde el año pasado en la ciudad de Santa Fe (ordenanza Nº 12587).

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ