Sin medidas contra el cambio climático, traba el tratado con el Mercosur 
Finlandia encabeza la lucha contra Bolsonaro
Actualmente la UE considera propuestas para prohibir inmediatamente la importación de carne de res y soja brasileñas como medida punitiva. 
El presidente Jair Bolsonaro, que había intentado culpar a las ONG por los incendios en Amazonia.El presidente Jair Bolsonaro, que había intentado culpar a las ONG por los incendios en Amazonia.El presidente Jair Bolsonaro, que había intentado culpar a las ONG por los incendios en Amazonia.El presidente Jair Bolsonaro, que había intentado culpar a las ONG por los incendios en Amazonia.El presidente Jair Bolsonaro, que había intentado culpar a las ONG por los incendios en Amazonia.
El presidente Jair Bolsonaro, que había intentado culpar a las ONG por los incendios en Amazonia. 
Imagen: EFE

Desde Helsinki

La confrontación entre el gobierno de Bolsonaro y la Unión Europea (UE) por los devastadores incendios en el Amazonas se ha intensificado: Francia, Irlanda y Finlandia amenazan con desechar un acuerdo comercial con Brasil, y Alemania y Noruega suspenden las contribuciones a un fondo de ayuda para el país.

 Las medidas duras, defendidas por Mika Lintila, el ministro de finanzas finlandés, están reuniendo el apoyo de varios otros estados miembros. Los críticos dicen que la administración en Brasilia no está haciendo lo suficiente para detener los incendios, sospechoda de iniciarse deliberadamente por interés comercial.

El presidente Jair Bolsonaro, que había intentado culpar a las ONG por el incendio, se retiró de una reunión regional de los estados latinoamericanos para discutir la emergencia, aduciendo razones médicas (ver nota aparte).

El líder de extrema derecha se ha envalentonado, según fuentes diplomáticas, por lo que ve como la aprobación de su postura agresiva por parte de Donald Trump, un  escéptico del cambio climático como él. El presidente de Estados Unidos tuiteó que las "perspectivas comerciales futuras" entre Estados Unidos y Brasil "son muy emocionantes".

Mientras tanto, el Reino Unido sostiene que la amenaza de la UE de no firmar un acuerdo comercial con Brasil fue una respuesta "inapropiada" a los incendios forestales de la Amazonía. Pero, con el Brexit inminente, la posición de Londres sobre el asunto es vista como irrelevante por otros países miembros.

No sorprende que Finlandia adopte una postura combativa sobre la devastación de la selva tropical. El estado nórdico declaró que la acción climática sería una "prioridad clave" cuando asumiera la presidencia del Consejo Europeo en julio. "Resolver la crisis climática podría ser el próximo acto heroico de Europa, uno que será admirado y alabado por las generaciones futuras", declaró el primer ministro Antti Rinne.

La cumbre de la semana pasada de ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de la UE en Helsinki fue la primera en la que el cambio climático fue un tema importante. Sus efectos sobre cuestiones diplomáticas y de seguridad fueron ampliamente discutidos y el tema permanecerá en la agenda en futuras reuniones.

Entre los líderes europeos, Emmanuel Macron ha sido el principal crítico del gobierno brasileño sobre los incendios en el Amazonas, y la relación entre él y Bolsonaro se ha vuelto cada vez más tóxica como consecuencia, con una serie de varios enfrentamientos muy públicos.

El enfrentamiento verbal entre los dos líderes fue seguido en la página de Facebook de Bolsonaro con la publicación de insultos sexistas a la esposa de 66 años de Macron, Brigitte, comparando su aspecto con el de la joven esposa del presidente brasileño, Michelle,  y alegando que el presidente francés estaba celoso. A Bolsonaro le “gustó” la publicación y escribió: "No humilles al tipo ... ja, ja".

Después intervino un lugarteniente de Bolsonaro, el secretario de turismo de Brasil, Renzo Gracie. Amenazó con estrangular al presidente francés, junto con nuevos abusos sobre la edad y apariencia de la Sra. Macron. Gracie también se quejó de que el turismo estaba disminuyendo debido a los informes de los incendios e insistió en que la quema de la selva estaba en "niveles normales".

Funcionarios del gobierno finlandés dijeron que no querían dignificar los comentarios de los partidarios de Bolsonaro al comentar sobre ellos.

El ministro de Relaciones Exteriores, Pekka Haavisto, del Partido Verde, el único verde que ocupó ese cargo en un gobierno occidental, quiso señalar que, si bien Trump puede haberse retirado del pacto climático de París, los miembros de la Unión Europea siguen siendo signatarios. Y el impacto que tendrá el pacto con el Mercosur en el comercio significa que usar el acuerdo para ejercer presión está completamente justificado, dijo.

"Tenemos responsabilidades en nuestras relaciones comerciales para cuidar nuestro medio ambiente y nuestro clima. Planteamos el asunto en la reunión de ministros, necesitamos una fuerte acción de la UE", agregó.

Los vínculos entre el medio ambiente y la defensa también se abordaron en Helsinki, con un enfoque en cómo los ejércitos de los estados de la Unión Europea pueden volverse más verdes.

La comisionada de asuntos exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini, dijo: “Discutimos cómo asegurarnos de que los militares contribuyan a abordar los problemas del cambio climático, en particular reduciendo la dependencia energética y su huella de carbono y de esta manera contribuyendo a abordar los efectos del cambio climático.

“Discutimos el efecto del cambio climático en los conflictos que pueden afectar las formas en que los militares podrían desplegarse en estos ámbitos.

“Ya se puede ver la conexión presente en algunas áreas, en el Sahel, por ejemplo, donde los militares desplegados tienen que enfrentar una situación en el terreno que está evolucionando en términos de condiciones de cambio climático. Necesitamos adaptar nuestra capacidad para operar en estos sitios”.

Entre los objetivos de las fuerzas armadas finlandesas está a de reducir las emisiones de los edificios y cuarteles en un 75 por ciento para 2025 mediante el fin del uso de combustibles fósiles y el posible uso de biocombustibles en las operaciones del ejército, la marina y la fuerza aérea en el futuro.

La protección del medio ambiente es un aspecto clave de todos los departamentos del gobierno finlandés después de que la coalición de centroizquierda llegó al poder en el país en las elecciones de abril pasado. El partido finlandés de derecha intentó durante la campaña presentar medidas contra el cambio climático como una tendencia de la élite urbana que dañaría a la clase trabajadora sin éxito.

Matti Putkonen, un político del partido finlandés, afirmó que las medidas "quitarán la comida de la boca de los trabajadores" y que el precio de los alimentos para mascotas aumentará enormemente. Él dijo: "¿Qué le vas a decir a la niña o niño que llora cuando mamá y papá dicen que ya no pueden pagar la comida? ¿Y llevar a sacrificar a la adorable mascota?”

Las medidas ambientales han sido blanco de manera similar por otros partidos de derecha y políticos a nivel internacional, incluyendo Alternativa para Alemania, Donald Trump y sus partidarios republicanos, y la administración de Bolsanaro en Brasil.

"La marcha de la derecha que hemos visto en muchos países de Europa se detuvo en Finlandia con los partidos moderados tratando el clima como un tema importante con el electorado", dijo Robert Emerson, analista de seguridad y política.

“Bolsonaro se encuentra entre los políticos que han atacado las salvaguardas ambientales y las han usado para tratar de avivar el populismo. Así que estamos viendo dos posiciones fundamentalmente opuestas aquí y es apropiado que el clima se haya convertido en un tema en la reunión de Helsinki y Finlandia se haya convertido en un jugador clave en las medidas propuestas sobre el Amazonas ".

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12

Traducción: Celita Doyhambéhère

 Doyambehere

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ