Las obras del artista en su faceta de científico pueden apreciarse en el Museo Leonardiano
Un museo dedicado a Leonardo da Vinci inventor
Barco con molinos de viento, uno de los modelos de Leonardo da Vinci. Barco con molinos de viento, uno de los modelos de Leonardo da Vinci. Barco con molinos de viento, uno de los modelos de Leonardo da Vinci. Barco con molinos de viento, uno de los modelos de Leonardo da Vinci. Barco con molinos de viento, uno de los modelos de Leonardo da Vinci. 
Barco con molinos de viento, uno de los modelos de Leonardo da Vinci.  

Desde Vinci, Italia

Roberta Bersanti, directora del Museo Leonardiano de Vinci desde 2014, estudió Literatura en la Universidad de Estudios de Florencia, y luego se especializó en Arqueología e Historia del Arte en la Universidad de Siena. En una breve conversación con PáginaI12 explicó el contenido de este Museo que es una síntesis de la gran dimensión tecnológica y científica de Leonardo da Vinci.

--¿Cuál es el valor de este Museo para Italia y para el mundo según usted?

--La misión del Museo Leonardiano es principalmente la de dar a conocer los estudios científicos y tecnológicos de Leonardo, insertos en el contexto de su época, es decir el Renacimiento. Gracias a la colaboración con importantes institutos culturales y al aporte de ingenieros y estudiosos de la historia de la ciencia, el Museo es hoy no sólo un lugar donde se pueden ver todos los modelos de máquinas de Leonardo sino también donde se puede profundizar la historia de la técnica del medioevo y del Renacimiento para comprender mejor la herencia de Leonardo como ingeniero y científico

-Hemos visto reproducidas en el Museo muchos proyectos de Leonardo como científico, técnico e ingeniero. ¿Cuáles son las más importantes y por qué?

--Entre las más de 80 máquinas leonardianas presentadas en el museo, hay algunas que, en mi opinión, sintetizan el sentido de la investigación de Leonardo a nivel técnico-científico. Y son principalmente las máquinas textiles y los estudios sobre el vuelo. Las primeras representan verdaderas innovaciones y son una demostración de la voluntad de un Leonardo pragmático y determinado a afrontar los desafíos tecnológicos de su época y al mismo tiempo hacer más liviano el trabajo del hombre gracias a la automatización de la producción. Los proyectos para el batidor de oro, el telar automático, el hilador continuo, exigieron un estudio meticuloso del proceso manufacturero y anticiparon en más de dos siglos a las máquinas textiles de la revolución industrial. Los estudios sobre el vuelo relatan el sueño que acompañó a Leonardo durante gran parte de su vida: volar. Observando los movimientos y la anatomía de los pájaros y estudiando a fondo las propiedades físicas del aire, Leonardo se concentró en tratar de conseguir este sueño que era demasiado futurista para su época.

-¿Cuál es el tesoro más importante que Leonardo ha dejado al mundo?

-Sin duda alguna el tesoro material más importante de Leonardo está constituido por sus extraordinarias obras pictóricas que han revolucionado la pintura de su época y que todavía inspiran y emocionan cuando se las observa. De sus manuscritos, de los que se conservan unas 6.000 páginas, todavía hoy no todos han sido completamente entendidos. Hay además otra herencia inestimable e inmaterial atribuible a Leonardo: su peculiar forma de observar la realidad y de interpretarla mediante una mirada atenta y indagadora, capaz de seccionar y descomponer cada elemento para mejor comprender su esencia, su origen y su funcionamiento.

-¿Leonardo ha sido más importante como pintor o como ingeniero y científico?

-Es particularmente difícil distinguir la figura de Leonardo artista de la de Leonardo ingeniero. Es verdad que él se dedicaba a la pintura y al mismo tiempo proyectaba máquinas y hacía experimentos científicos. Las obras artísticas, por ejemplo, están muy ligadas a sus estudios de anatomía y a sus observaciones sobre la naturaleza así como los proyectos de máquinas y mecanismos resultaban más claros y potentes gracias a sus excepcionales cualidades de artista. El dibujo, una técnica que Leonardo dominaba desde que era pequeño, fue el nexo que unión su entera producción artística e ingenieril.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ