La ONU pidió perdón por su interpretación de la obra 
El “Guernica” sigue provocando
El organismo multinacional había afirmado que el mural de Picasso denunciaba las “atrocidades” de la República Española.
El tapiz fue hecho por la artista francesa Jacqueline de la Baume Dürrbach, supervisada por Picasso. El tapiz fue hecho por la artista francesa Jacqueline de la Baume Dürrbach, supervisada por Picasso. El tapiz fue hecho por la artista francesa Jacqueline de la Baume Dürrbach, supervisada por Picasso. El tapiz fue hecho por la artista francesa Jacqueline de la Baume Dürrbach, supervisada por Picasso. El tapiz fue hecho por la artista francesa Jacqueline de la Baume Dürrbach, supervisada por Picasso. 
El tapiz fue hecho por la artista francesa Jacqueline de la Baume Dürrbach, supervisada por Picasso.  

Un error en la web de la ONU generó un roce diplomático entre el organismo multilateral y España en torno al Guernica, el célebre mural de Pablo Picasso. El apartado referido a los obsequios recibidos por la institución afirmaba hasta hace pocas horas que el tapiz que reproducía la obra “se exhibió temporalmente en la galería como forma de protesta artística contra las atrocidades de la República durante la Guerra Civil española”.

El fin de semana pasado se difundió el error en las redes sociales, por lo cual se organizó una recolección de firmas a través de una plataforma y el Partido Socialista Obrero Español exigió una rectificación. La representación española ante el organismo afirmó que solicitaría "una rectificación inmediata en la página web de Naciones Unidas". Tras el pedido, no se puede ingresar a la sección de donaciones de la página de la ONU, y la publicación fue borrada.

El cuadro denuncia el bombardeo a la localidad vasca de Guernica, ocurrido el 26 de abril de 1937, realizado por la aviación de la Alemania nazi, aliada de Francisco Franco en la Guerra Civil Española. El artista malagueño pintó ese cuadro por encargo del Gobierno republicano, que lo exhibió al mundo en el pabellón de España en la Exposición Universal de París de 1937. Su propósito era atraer apoyos internacionales hacia el gobierno legítimo de la República, pero con el paso de las décadas, el "Guernica" se convirtió en un icono universal contra los horrores de las guerras.

El tapiz que reproduce al Guernica y que exhibe la ONU fue hecho en 1955 por la artista francesa Jacqueline de la Baume Dürrbach bajo supervisión del propio Picasso. El artista había pintado el Guernica para la Exposición Internacional de 1937 en París. Luego, el mural de 7,7 metros de ancho por 3,5 de alto quedó expuesto en el Museo de Arte Moderno de Nueva York hasta 1981 cuando, restaurada la democracia en España, fue llevado al Museo Reina Sofía de Madrid.

En 1985, la viuda del magnate y ex vicepresidente norteamericano Nelson Rockefeller, quien había encargado el tapiz en discusión, donó el lienzo a la ONU. Cuando el organismo se digitalizó, puso en su web un apartado con las donaciones e interpretó el espíritu del Guernica en forma totalmente opuesta a la expresada por Picasso, algo que recién ahora se difundió.

“Obviamente es un horrible error si se tiene en cuenta lo que realmente sucedió en Guernica”, dijo un vocero de la ONU. “Lamentamos el error y trasladamos nuestras disculpas al pueblo y al Gobierno de España”, agregó, al tiempo que dijo que no había habido “mala intención” o “segundas intenciones” en la descripción del cuadro. 

La Fundación Juan Negrín, que custodia el legado del último presidente del Gobierno de la República Española, consideró "bochornoso" e "imperdonable" que Naciones Unidas pusiera en su página web oficial que Picasso pintó el "Guernica" para protestar por las "atrocidades republicanas". "Que una organización tan importante como la ONU difunda este tipo de mentiras sobre la historia de España es para llorar", señaló el presidente de la Fundación Negrín, José Medina, en cuyos archivos se conservan varios de los documentos históricos del encargo que el Gobierno de la República hizo a Picasso.

Medina cree que "la historia se repite", porque en los años en los que artista malagueño pintó esa denuncia de lo que representó el bombardeo de Guernica, "la Sociedad de Naciones --antecesora de la ONU-- le negó a la República la posibilidad de defenderse". Desde su punto de vista, o alguien ha cometido "un error imperdonable" en Naciones Unidas, o se ha querido perpetuar la "versión tergiversada" de la matanza perpetrada en 1937 en la villa vasca que durante tiempo mantuvo la dictadura franquista. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ