En memoria de un apasionado comentador urbano
Los que dudaron del progreso
José Luis ComasJosé Luis ComasJosé Luis ComasJosé Luis ComasJosé Luis Comas
José Luis Comas 

In memoriam José Luis Comas, alias Comentador de Occidente & Comandante Urbano

£El 04 de octubre de 2001 -época de hecatombes diversas- hemos fundado -con José Luis Comas, entre otros- la honorable Mesa de Café bajo el nombre Dudemos del Progreso. Durante muchos años consecutivos nos reunimos quincenalmente en el bar La Sede los jueves por la noche, en una mesa contigua a la llamada de los galanes -hombres, pero de galanes nada- que rodeaban al negro Roberto Fontanarrosa (1944-2007), famoso humorista frecuentemente malhumorado. También funcionaba por entonces una mesa de poetas y otra que agrupaba a empleados bancarios (galanes siempre dispuestos a reclutar amantes: ¡bancarios, no banqueros!)

En fin, nosotros debatíamos, comíamos -en especial ese típico carlitos de pollo- y nos divertíamos a granel, aún en las más acaloradas discusiones. A veces éramos muchos, otras veces pocos, en ocasiones contábamos con la presencia de invitados especiales y gente de otras ciudades. Y sucedían cosas, hay muchas anécdotas para narrar.

Fruto de la alocada y extravagante Mesa de Café han surgido diversas producciones: un libro de Pedro Ferretti -apodado Comandante Tiro Fijo-; algunas investigaciones confrontando Foucault & Lacan; cierta discursología en programas radiales; varios textos publicados en Rosario/12 por gentileza de nuestro amigo, e integrante de la Mesa, José Manuel Ramírez. Hemos aplaudido actuaciones musicales del rock de JL Comas y L. Dimare; hemos organizado una fiesta de presentación de un libro de quien subscribe (Libro 6: Fiesta 1 en el año 2002); festejos del día del amigo y un largo etcétera. Y rodeada de tantos comandantes resultó imprescindible la emergencia de aquella Insurgenta Azul Morticia. Porque la amistad y la escritura eran nuestro modo de vida, con altas dosis de risas compartidas.

Pero el pasado 28 de septiembre, mi alocado y querido amigo, la muerte ha logrado pillarte en los albores de esta primavera…

Con infinita tristeza, al decir del Subcomandante Marcos, me quedé fumando, viendo cómo la tarde -una vez más- se vestía de mar y (…) de Insurgenta...

 

*Directora del Doctorado en Psicología. A cargo de Psicología en Educación en Facultad de Psicología.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ