Pullaro informó en Diputados sobre la violencia en Santa Fe
Sin sobresaltos políticos 
Repartió culpas por la crisis entre los jueces que dejan libres a quienes "cometen delitos que levantan el volumen social".
Ultima movilización por la escalada de violencia y crímenes.Ultima movilización por la escalada de violencia y crímenes.Ultima movilización por la escalada de violencia y crímenes.Ultima movilización por la escalada de violencia y crímenes.Ultima movilización por la escalada de violencia y crímenes.
Ultima movilización por la escalada de violencia y crímenes. 

Desde Santa Fe 

A puertas cerradas y sin taquígrafos parlamentarios. Así fue ayer la interpelación del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, en la Cámara de Diputados por la escalada de violencia y crímenes en la ciudad de Santa Fe que ya dejó 72 muertos en lo que va del año. El informe quedó en secreto por la exclusión de la prensa y la falta de registros legislativos que lo documentaran, así que Pullaro cumplió el trámite sin sobresaltos políticos y hasta repartió culpas por la crisis entre los jueces que dejan libres a quienes "cometen delitos que levantan el volumen social", como llamó a homicidios y asaltos a mano armada. Los únicos que salieron conformes de la reunión fueron los legisladores del oficialismo, porque sus colegas se fueron aún más preocupados. El diputado del PJ Leandro Busatto -autor de la convocatoria- dijo que el ministro no pudo explicar por qué "Santa Fe es la provincia más violenta del país".

Pullaro llegó puntual a la Legislatura, alrededor de las 8.30, junto con su equipo. En las dos horas de su informe lo acompañaron el ministro de Gobierno, Pablo Farías, y su colega de Justicia, Ricardo Silverstein, en otro gesto de apoyo de Miguel Lifschitz a su gestión. La semana pasada, cuando lo ratificó en el cargo, el gobernador dijo que su ministro de Seguridad es parte de su equipo: "Los logros y resultados son del gobierno, para bien o para mal".

"Valoró lo que hicimos, lo que pudimos hacer y las cuentas que nos quedaron pendientes en cuatro años". Ministro Pullaro.

A la salida, Pullaro se mostró conforme, dijo que la reunión había sido "muy buena" y elogió la posibilidad de "llegar a un trabajo conjunto" con la Legislatura. El 10 de diciembre, asumirá una banca en la Cámara de Diputados y hasta se especula que puede presidir el bloque de la UCR.

En esa línea, valoró "lo que hicimos, lo que pudimos hacer y las cuentas que nos quedaron pendientes", en cuatro años. "Un ministro de Seguridad tendría que venir más seguido a la Legislatura y los legisladores ir más seguido a dialogar con nosotros porque hay muchas cosas que se resuelven entre los tres poderes del Estado. El Poder Ejecutivo como el máximo responsable" de la seguridad pública, "pero también la Legislatura y el Poder Judicial", aconsejó.

Una pregunta sobre los jueces de la puerta giratoria le quedó justa: "Si una persona le dispara a otra con un arma de fuego, es irracional que lo imputen por lesiones leves si la hiere en una pierna. Eso debería ser tentativa de homicidio y la pena es completamente diferente. Acá hay que discutir en serio la cuestión de seguridad.Formamos a la policía pero si una persona comete un delito que levanta el volumen social -como llamó a los homicidios y asaltos a mano armada- a pesar de que antes había sido detenida siete u ocho veces, incluso en flagrancia, la verdad es que estos hechos me preocupan".

"Estamos en el ocaso de un gobierno que no ha sido bueno y que el área de seguridad le deja una pesada herencia". Diputado Busatto.

Dos de los diputados disconformes, sin embargo, valoraron la presencia de Pullaro en la Cámara. "Le agradecí que haya puesto la cara -dijo el diputado Carlos Del Frade - Pullaro contó que dejó la vida en estos cuatro años en el Ministerio, pero me voy preocupado y sin respuestas concretas". Su colega Sergio Más Varela coincidió: "El ministro dio la cara, eso hay que valorarlo. Pero no pudo explicar el aumento exponencial de homicidios en Santa Fe y en Rosario". "Hay un relato de que la provincia es Disneylandia -ironizó- y que está todo bárbaro, que no hay quejas. La realidad es otra, la escalada de violencia y homicidios con armas de fuego. La realidad mata al relato".

 

Busatto dijo que puertas adentro Pullaro se limitó a defender su gestión sin asumir que "Santa Fe es la provincia más insegura de la Argentina y la ciudad capital la más violenta de la provincia más insegura del país". "Eso es lo que hizo el Frente Progresista. Venir a discutir con los legisladores quién tiene la verdad y reprochar culpas me parece un error. Esperábamos explicaciones. Por qué hay una mutación del delito en Santa Fe que se trasladó de los barrios al centro, por qué intervino la Unidad Regional I, por qué hay una crisis excepcional. Estamos en el ocaso de un gobierno que no ha sido bueno y que el área de seguridad le deja una pesada herencia" a Perotti, concluyó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ