Hay dos imputados por el femicidio
Gimena Bernasar: detuvieron de nuevo a Pedro Pardo

El acusado había sido puesto en libertad por el Tribunal de impugnación y fue declarado en rebeldía luego de que no concurriera a una citación. El otro acusado es la pareja de la joven que está libre.

La fiscala penal Verónica Simesen de Bielke declaró a Pedro Pardo (23) en rebeldía por no asistir cuando fue citado el lunes y pidió al Juzgado de Garantías 3 la detención. Otro de los imputados por el femicidio que está en libertad es José Nieva (21), pareja de la joven.

Pablo Del Pino es abogado de la querella, explicó que Pardo fue detenido nuevamente pero que “aún quedan muchas medidas pendientes y conocer las consecuencias dañosas que provocó la libertad”. El letrado dijo que el Tribunal de Impugnación tomó la medida sin notificar al juzgado de Garantías, ni a la fiscalía ni a la querella y que todas estas partes aún desconocen los fundamentos.

“La madre de Pablo Pardo se presentó a informar que él se tenía que ir a Córdoba con la excusa de iniciar tratamientos de rehabilitación. La madre pidió llevarse a su hijo. Por la incomparecencia de presentarse en la fiscalía, a instancias de la querella, el martes la fiscal solicita la detención y se lo declara en rebeldía”, sostuvo Del Pino.

Gimena Bernasar tenía 25 años, fue encontrada asesinada el 22 de junio de 2019 alrededor de las 15. La halló su pareja, José Nieva. 

A la joven la mataron e intentaron hacer pasar el femicidio por un suicidio. Sin embargo, la autopsia determinó que la muerte se produjo por sofocación y que tenía signos de lesiones en el rostro, hematomas, sangre en la zona nasal y signos de defensa.

En la causa hay dos imputados. Uno es Nieva, quien se encuentra en libertad y sobre el que hay testimonios que relatan que ejercía violencia de género contra Gimena. Otro de los imputados es Pardo, un hombre investigado también por la venta de drogas con quien la víctima habría mantenido su último contacto y planeaba reunirse, según surgió de  conversaciones de whatsapp.

Del Pino contó que por testimonios incorporados a la causa se sabe que Gimena había salido en la noche sin su pareja, con quien convivía en un inquilinato en el barrio Lugones. Alrededor de las 6.30 regresó y mantuvo una discusión con su novio, quien se estaba yendo a trabajar.

El abogado relató que la joven le pidió la llave de la vivienda a Nieva y “accede al inmueble. El último contacto que tiene con una amiga fue a las 9.10 aproximadamente. En el secuestro del celular se encontraron conversaciones de whatsapp con Pedro Pardo, y que estaban arreglando para verse. Por eso se lo ubica como la última persona con la que tiene contacto. Alrededor de las 15.30 cuando llega Nieva la encuentra a ella”. Este joven avisó al servicio de emergencias SAMEC y a la Policía. “Según su testimonio, quiso levantarla y trató de iniciar maniobras de reanimación pero ya no tenía signos vitales”, dijo Del Pino.

El abogado dijo que la familia “está en la búsqueda de la verdad, quieren saber quién mató a su hija, se trató de disimular la escena como un hecho de suicidio. Esa forma tan siniestra”, aseguró. Manifestó que está siendo muy difícil encontrar información y colaboradores que aporten testimonios. “No se descarta que aparezcan nuevos implicados”, especuló. Se investiga el femicidio con un trasfondo vinculado al narcotráfico, lo que estaría dificultando que quienes conocen lo ocurrido hablen.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ