Una respuesta inmediata al hambre costaría el 9,6% del gasto público total, afirman
"Se puede rescatar a 3,7 millones de indigentes subiendo la AUH"
La propuesta, hecha por Claudio Lozano, de Unidad Popular, plantea llevar la asignación por hijo al valor que determina el Indec como línea de pobreza para un menor de 18 años. Sugiere integrarlo al Plan contra el Hambre lanzado por Alberto Fernández. 

Claudio Lozano, dirigente de Unidad Popular en el Frente de Todos, afirmó que "la sóla medida de llevar la AUH al valor que el INDEC establecer para la línea de pobreza de un pibe menor de 18 años, garantizaría que 3,7 millones de personas salieran de la indigencia". El ex diputado nacional describió como "una bocanada de oxígeno en el futuro" a la decisión y el planteo que el candidato presidencial Alberto Fernández y el especialista en temas de desarrollo social Daniel Arroyo transmitieran el lunes último desde el campo de la Facultad de Agronomía. "Se trata de la decisión del Frente de Todos de situar como prioridad número uno y política de Estado el objetivo de terminar con el hambre, seguramente la mayor afrenta y demostración de desigualdad brutal que exhibe nuestro país", opinó. 

"En un país hecho de pan, hay pibes que pasan e incluso se mueren de hambre. Los lineamientos esbozados para crear un Consejo Federal Argentina sin hambre, la decisión de propiciar el acceso a una canasta básica de alimentos, el objetivo de bajar el precio de los mismos así como la múltiples iniciativas para desarrollar la economía popular, la agricultura familiar y para mejorar los canales de comercialización evitando maniobras monopólicas y eliminando intermediaciones, constituyen definiciones fundamentales", señala una declaración difundida por UP con la firma de Lozano.

"Como fuerza integrante del Frente de Todos, queremos hacer un aporte que puede incorporarse en el marco de las iniciativas enunciadas, particularmente en las referidas a generar ingresos para las familias", propone la UP. "Hoy la AUH y la Asignación Familiar equivalente tienen un valor de 2.652 pesos. Sin embargo, la línea de pobreza para que un menor de 18 años no sea pobre según el cálculo actual del INDEC, asciende a 6.699 pesos. En este marco, una decisión que garantice llevar la asignación al valor que establece el INDEC, extendiéndola para todos los pibes (es decir a los casi cinco millones de excluidos), y obviamente hecho en el marco de un proceso de estabilización del sistema de precios y en particular de la canasta básica tal cual plantea la propuesta presentada el lunes, daría como resultado que todos los hogares de la Argentina nivelarían sus ingresos por encima de la línea de indigencia". 

Esta sola medida garantizaría que las más de 3,7 millones de personas que según las últimas mediciones son indigentes, dejen de serlo, afirma Lozano. El costo de esta propuesta representa el 9,6% del Gasto Público agregado de Nación, Provincias y Municipios. "En el marco del nuevo Consejo Federal Argentina sin Hambre, con el conjunto de los Estados Provinciales y Municipales involucrados, una cruzada nacional de estas características para terminar con el hambre y la indigencia sería absolutamente factible", agrega. "Un hogar con dos pibes percibiría por las dos asignaciones la suma de 13.399 pesos, en tanto la línea de indigencia para un hogar tipo se ubica para agosto del 2019 en 13.258,3 pesos: Argentina puede terminar con el hambre y la indigencia.”


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ